El Levante resurge en la locura de Ipurua

El Levante UD dio mustras de su fe inquebrantable

El Levante UD dio mustras de su fe inquebrantable

SD Eibar 4 - Levante UD 4. Los granotas enjugan en el descuento un 4-2 en contra dentro de un choque absolutamente frenético.

"He muerto y he resucitado" reza el inicio del tema de Los Secretos que acompaña el final del calentamiento de los jugadores locales en el Ciutat de València. Tal vez hoy en el feudo armero sus acordes hubieran resultado muy gráficos a la finalización de un choque para la historia. Si bien es cierto que Levante UD continúa sin haber vencido nunca en Ipurua, a día de hoy  ya cuenta, al menos, con una igualada con sabor a victoria.

Poco tardaron en cristalizar los habituales centros desde la banda a través de los cuales los vascos acostumbran a generar muchísimo peligro en sus duelos como locales; a los 7 minutos Sergi Enrich ya había perforado la meta de Oier después de uno que Charles previamente peinó. A raíz de ello, el cuadro de Paco López no se iba a dar por vencido, y así se pudo corroborar mediante un empate que Bardhi en el pase, y Morales - habitual azote de su ex equipo - con quiebro sobre Riesgo y definición posterior fabricaron sólo minuto y medio más tarde. 

El Eibar seguía rondando el área visitante, pero si por algo destaca el conjunto levantinista es por demostrar a menudo que no necesita de excesivos acercamientos al marco rival para hacer goles. Jason centraba tras el rechace de un libre directo y Róber Pier, a los 25 minutos, se estiraba como si de un delantero centro se tratara para poner un 1-2 que resultaría definitivo... hasta una reanudación que llevaría aparejada la fulgurante reacción armera.

Ya habían gozado en los primeros instantes de la segunda mitad de oportunidades los de Mendilibar por medio de Cucurella o Sergi Enrich, cuando Escalante sacaba provecho de otro centro lateral para batir a Oier libre de marca entrando desde segunda línea. Pero el empate no calmaría los locales; únicamente serviría como preludio a unos tantos conseguidos por Charles que parecían sentenciar el partido. Primero al transformar una pena máxima convertida por Campaña, y más tarde después de un rechace de Oier, el ariete brasileño establecía una diferencia que se antojaba prácticamente insalvable sobre el ecuador del segundo tiempo.

¿Iba a bajar los brazos el Levante? Tal vez en otra época así hubiera acontecido; ahora, no. El gol 500 dentro de la singladura levantinista en Primera División llegaría tras un disparo de Toño desviado por el defensa local Oliveira a falta de un cuarto de hora de juego y, paradójicamente el 501 uno iba a ser mucho más celebrado aún. Borja Mayoral se estrenaba como granota en el descuento en una acción de "9" puro en el segundo palo. Y es que rescatar puntos imposibles como el de hoy requiere de la contribución de todos.

Eibar: Riesgo; Rubén Peña, Ramis (Arbilla, min. 82), Paulo, Cote; Escalante, Diop; Orellana (De Blasis, min. 70); Charles; Cucurella; Enrich (Kike García, min. 75).

Levante: Oier; Cabaco (Coke, min. 69), Rober Pier, Chema; Jason. Rochina, Campaña, Bardhi, Toño (Boateng, min. 86), Roger (Mayoral, min. 69), Morales;

Goles: 1-0. min. 7: Enrich. 1-1. min. 9 Morales: 1-2. min. 25: Rober Pier. 2-2. min. 56: Escalante. 3-2. min. 60: Charles (p.). 2-4. min. 64: Charles. 3-4. min. 75: Toño. 4-4, min 91: Mayoral.

Árbitro: Alberola Rojas. Amonestó por el Eibar a Escalante, y Cote, y por el Levante a Toño García y Campaña.

Incidencias: 5.238 espectadores en Ipurúa.

 

Comenta esta noticia
Update CMP