21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Automobile Barcelona y un sector plenamente conectado

Fira ha dado una vuelta de tuerca a su salón automovilístico para imbuirlo de un marcado carácter tecnológico. Su carácter innovador debe marcar el devenir de la industria.

Uniendo como nunca el sector tecnológico con el automotriz, el espíritu detrás de este revolucionario evento del sector de la automoción con 100 años de trayectoria a sus espaldas, es que el público se vuelva a enamorar de los coches, y para ello han bebido de la mejor experiencia que el recinto ferial de la ciudad condal ha tenido en otras citas tan relevantes como el Mobile World Congress. Este salón será además el de los 3 millones, que supone la previsible vuelta a esa cifra mágica en la producción automovilística de nuestro país, siendo el segundo de Europa y el octavo del mundo en estas lides.

El presidente del Salón, Enrique Lacalle, ha destacado que el nuevo Salón será una auténtica revolución en Barcelona, ya que han cumplido con las exigencias del público y las marcas para convertir este certamen en algo único. "Pretendemos darle una vuelta de 180 grados al Salón del Automóvil. Será el Salón del Automóvil del siglo XXI por varios motivos. La ciudad de Barcelona vende, por el cambio de nombre, por el prestigio de la Fira de Barcelona y porque Barcelona se ha convertido en la capital de muchas ferias y en la capital tecnológica ferial", ha destacado Lacalle.

Automobile Barcelona ofrecerá dos eventos interconectados en un mismo salón. En primer lugar, el denominado Connected Hub, destinado a la tecnología, movilidad y nuevos modelos de negocio, y que durará dos días, el 11 y 12 de mayo. Esta parte contará con el apoyo de la Mobile World Capital, Samrt City Expo World Congress y la Industrial Internet Consortium.

El Connected Hub dispondrá de tres zonas diferenciadas entre sí: Inspirational Arena, Innovation Square y Smart Street, desde las que se abordarán tecnologías y soluciones para el futuro de la automoción y la movilidad. Inspirational Arena tendrá su eje en un  congreso donde se debatirá sobre el coche conectado, la seguridad, la movilidad inteligente y las alianzas entre la industria de la tecnología y la automoción. Innovation Square es un espacio donde se encontrará todo lo nuevo del vehículo conectado, la geolocalización y ciberseguridad, impresión en 3D o el 'big data', y Smart Street será el área donde las empresas y marcas mostrarán al público sus avances en tecnología aplicada al coche.

El Motorshow será la pata tradicional como todos entendemos un Salón del Automóvil al uso, abierto a partir del 11 de mayo para las marcas y prensa, y a partir del 13 de mayo para todos los asistentes. En este sentido, Lacalle ha argumentado que mantendrán lo tradicional y lo mejorarán con la nueva tecnología. "Automobile habla del presente y futuro. Las marcas que no estén aquí, tendrán problemas. Barcelona será la capital de lo último, nos copiarán, pero nosotros seremos los primeros. Será un Motorshow tradicional y le incluimos todo lo nuevo", ha insistido el presidente del Salón. De hecho, el director del salón, José Miguel García, ha asegurado que el Automobile Barcelona pretende que la gente "se vuelva a enamorar del automóvil".

El Salón del Automóvil de 2017, además, tendrá el aliciente de coincidir en las mismas fechas que el Gran Premio de España de Fórmula 1, que se celebrará en principio del 12 al 14 de mayo, convirtiendo a la ciudad condal en el epicentro mundial de la automoción, sector clave para España.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia