25 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El independentismo activa el plan b: sangre y muertos para la República catalana

Agentes antidisturbios tratan de contener a los manifestantes en Barcelona.

Agentes antidisturbios tratan de contener a los manifestantes en Barcelona.

La detención del ex presidente catalán, Carles Puigdemont, ha provocado un incendio en el soberanismo que ya se organiza entre la revuelta tomando las calles y apelando a la violencia.

Carles Puigdemont ya duerme este domingo por primera vez en una prisión, una cárcel alemana a la espera de comparecer este lunes ante la Fiscalía germana. Fuentes cercanas al ex president han deslizado que el argumento de su defensa pase por la petición de "asilo político" en Alemania.

Las decisiones de este pasado viernes del juez del Tribunal Supremo, Pablo Llarena, han terminado por herir de muerte el llamado ‘procés’. La reactivación de la orden europea e internacional de detención, la llamada euroorden, no era una casualidad porque la decisión la conocía súbitamente Puigdemont cuando ya se encontraba en territorio finlandés, lejos del cobijo belga. A partir de ese momento su periplo internacional para dar publicidad a la “república” se convertía en todo un calvario que cerraba su primer capítulo con la detención, justo (miren ustedes qué cosas) cuando se cumplían 155 de su fuga.

El movimiento independentista no contaba con ello y este domingo, con el apoyo de los medios debidamente financiados por la Generalitat (pese al artículo 155), entre los que destaca TV3 y Catalunya Ràdio, han comenzado una campaña de agitación de las masas que tiene su complemento en las redes sociales.

Sin vergüenza y, lo que es peor, sin consecuencia alguna uno de sus colaboradores estrella de TV3 Jair Domínguez ha augurado ya acciones violentas por parte del independentismo. En sus redes sociales ha dicho “Habrá muertos. Habrá muertos y será terrible porque, en el fondo, no nos gusta la violencia. Pero nos han llevado al límite y ahora por fin sabemos que la república no se construye con lacitos y manifiestos, sino con sangre y fuego”.

Y sí, acciones violentas se llevan produciendo desde que trascendiera la detención de Puigdemont. ESdiario ha recibido numerosos testimonios gráficos de acciones violentas que se han estado produciendo a lo largo de la geografía catalana. Agresiones, acciones violentas contra el patrimonio o la arribada de banderas españolas en dependencias oficiales (como en la Subdelegación del Gobierno en Girona) todas orquestadas por los Comités de Defensa de la República (CDR).

Los organizadores de estas revueltas basan su acción en tres claves: arremeter contra el patrimonio del Estado, generar caos y desorden y señalar al juez Pablo Llarena con técnicas de amedrantamiento que ya funciona en las redes sociales. Así lo hace el Twitter de República Catalana Lliure (ver imagen inferior en la que hemos borrado los datos personales que sí se difunden).

En este sentido, desde diversas cuentas de Twitter se están difundiendo con sensación de total impunidad datos personales del magistrado del Tribunal Supremo, aportando datos tan delicados como su teléfono o domicilio. Un capítulo más de persecución mafiosa. El Consejo General del Poder Judicial ha pedido protección para LLarena después de que aparecieran ya pintadas amenazantes en su casa.

El desorden público se vive a lo largo de toda Cataluña desde que trascendiera la detención de Puigdemont. Numerosas concentraciones han terminado en enfrentamientos, especialmente significativa ha sido la agresión a un menor en Barcelona cuando exhibía una bandera de España frente a unos manifestantes de los CDR.

El ambiente es tenso. Inmuebles de la Administración del Estado han resultado dañados con pintura amarilla ante, por cierto, la pasividad de los Mossos d' Esquadra y la presencia de diversos cargos públicos como en Girona concejales de la CUP.

Un Mosso d' Esquadra ha sido detenido mientras lanzaba piedras contra sus compañeros

Se ha acabado la autoproclamada "revolución de las sonrisas". Se teme una escalada de las algaradas y la violencia callejera, aunque fuentes de Interior consultadas por ESdiario apuntan a que de momento, a diferencia de lo que ocurriera durante el referéndum ilegal del 1-O, los Comités de Defensa de la República no cuentan con la colaboración y presencia de grupos radicales vascos vinculados a Batasuna y a la kale borroka.

De momento, los primeros incidentes ya han registrado un total de 17 heridos por los enfrentamientos entre los Mossos y los manifestantes frente a la Delegación del Gobierno en Barcelona. Algunos independentistas han lanzando huevos, latas, algún bote de humo y pintura amarilla contra los agentes antidisturbios, que han efectuado algunas cargas y han disparado salvas para defender el perímetro de seguridad. Hay tres detenidos. Uno de ellos, según ha podido saber Esdiario, es un Mosso d' Esquadra que fuera de servicio lanzaba piedras contra sus compañeros. La sorpresa ha sido mayúscula para los agentes cuando en el registro, previo a la detención, le han encontrado la placa de policía.

El futuro de Ponsatí

La policía de Escocia está en negociaciones con el abogado de la exconsellera de Educación Clara Ponsatí para que esta se entregue voluntariamente para su detención en aplicación de la orden europea de detención y entrega cursada contra ella por el Tribunal Supremo. Ponsatí anunció el 10 de marzo que abandonaba Bélgica y se reincorporaba a Cátedra de Economía de la Universidad de Saint Andrews, situada en Escocia (Reino Unido).

Comenta esta noticia
Update CMP