Multas a patinetes a partir del lunes sin medios para saber a qué velocidad van

La policía de Valencia multará desde el lunes a los usuarios de patinetes

La policía de Valencia multará desde el lunes a los usuarios de patinetes

Ante la dificultad de controlar por radar la velocidad de los patinetes eléctricos, el Ayuntamiento de Valencia dice que los agentes perseguirán particularmente "las conductas temerarias".

Se acabó la moratoria para los patinetes eléctricos. A partir del próximo lunes, 23 de septiembre, la Policía Local de Valencia comenzará a sancionar a todas las personas usuarias que incumplan la nueva ordenanza de movilidad, con especial atención hacia las conductas temerarias, ya que la concejalía de Movilidad valenciana reconoce que no tiene manera de comprobar a qué velocidad circulan los vehículos de movilidad personal. La multas oscilarán entre los 200 y los 3.000 euros según la gravedad de la infracción.

Después de más de tres meses de moratoria, tras la aprobación el pasado 8 de junio de la nueva Ordenanza de Movilidad, el concejal de Protección Ciudadana, Aarón Cano, ha anunciado el fin de las tareas informativas y el inicio del periodo sancionador para los vehículos de movilidad personal (MVP), nuevos protagonistas en las ciudades desde hace aproximadamente dos años.

Además, la concejalía de Mobilitat Sostenible, que dirige Giuseppe Grezzi, comenzará a repartir este fin de semana en la Feria de la Movilidad de la plaza del Ayuntamiento el librito que ha editado su departamento para informar de todas las novedades que trae la ordenanza, no solo para patinetes, sino para todo tipo de vehículos y usuarios de la vía. En total son 13 "obligaciones y deberes" resumidas en este folleto del que se editarán 30.000 ejemplares.

El folleto "quiere explicar el modelo de ciudad que queremos, una ciudad amable, segura, respetuosa y legal, en cualquier vehículo que se use o en cualquier desplazamiento", ha explicado el concejal Giuseppe Grezzi, quien ha advirtido que la ciudadanía "ya no tiene excusas para no cumplir la norma" y que Valencia "está en condiciones de demostrar que es una ciudad cívica".

Por su parte, el edil Aarón Cano ha recordado que la Policía local ha hecho "un gran esfuerzo para dirigirnos a la ciudadanía, un gran trabajo didáctico explicando los motivos de sanción, no solo con patinetes eléctricos". "Se ha informado a miles de personas –se han realizado más de 3.000 acciones– y no hemos querido sancionar a nadie porque nuestro objetivo es tener un tráfico calmado, sin accidentes", ha dicho. "Pero después de este tiempo hemos decidido que tenemos que pasar a la sanción, porque es el elemento fundamental para regular el tráfico, sobre todo en patinetes eléctricos", ha añadido.

Cano asegura que no se va a disponer de ningún operativo especial para multar a los patinetes, sino que los agentes tienen ya vía libre para sancionar en el normal desarrollo de sus labores diarias.

En cambio, el edil de Policía Local dejó muy claro que, ante la dificultad de controlar por radar la velocidad de los patinetes eléctricos –"porque los radares portátiles son muy costosos y difíciles de homologar por la DGT"–, los agentes van a perseguir particularmente "las conductas peligrosas y temerarias". "Normalmente la conducción peligrosa va aparejada con el exceso de velocidad, por lo que los agentes con este tipo de sanción tiene un radio de acción más amplio", ha justificado.

Todos con casco

El folleto informativo que reparte desde hoy Movilidad explica que los usuarios de los dos tipos de vehículos de movilidad personal autorizados para circular deberán hacerlo con casco, aunque en los de tipo A, los más populares, si superan los 20 km/h.

Los patinetes de tipo A tienen menor potencia y no es obligatorio el uso de timbre y luces, aunque sí recomendables . Deben circular preferentemente, y por este orden, por los carriles bici situados a cota de calzada sin superar la velocidad máxima permitida a las bicicletas, de 20km/h; también por aceras bici a velocidad moderada, no superior a 15 km/h; por la calzada de ciclocalles y otras vías de sentido único donde esté limitada la velocidad de circulación a 30 km/h; por los carriles señalizados a 30 km/h en calzadas de varios carriles de circulación; por las calles residenciales, zonas 30 y zonas de coexistencia de diferentes tipos; y por las calles peatonales a una velocidad moderada, similar a la de una persona a pie, nunca superior a 10 km/h.

Los de tipo B son patinetes eléctricos de mayor tamaño que pueden llegar hasta los 30 km/h de velocidad y sí que están obligados a llevar timbre, freno y luces. El uso del casco es obligatorio. Los vehículos tipo B circularán en las mismas zonas y condiciones que los de tipo A, excepto por las calles peatonales.

Comenta esta noticia
Update CMP