26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rufián se burla de Cs por haberles colado la mesa independentista sin enterarse

Rufián durante el debate de la sexta y última prórroga.

Rufián durante el debate de la sexta y última prórroga.

"Los que van a tener que dar explicaciones son ustedes", le ha dicho el portavoz de ERC a Edmundo Bal, ahondando así en la polémica interna en el partido naranja por su apoyo a Sánchez.

Sabe Gabriel Rufián cómo y cuándo hurgar en una herida y este miércoles lo ha hecho a conciencia con Ciudadanos, mientras los de Inés Arrimadas se desgañitan intentando explicar cómo es posible que Pedro Sánchez haya pactado con ellos y ERC a la vez.

El portavoz de Esquerra ha aprovechado su intervención en el debate de la sexta y última prórroga del estado de alarma para regodearse en que la mesa de negociación del Gobierno con el independentismo sigue adelante y aun así los naranjas han tragado

"Estamos muy tranquilos. Los que deberían estar nerviosos son ustedes", ha afirmado dirigiéndose a la bancada de Cs. "Están firmando un acuerdo en el que la mesa de negociación pervive. Los que van a tener que dar explicaciones frente a los vampiros de la bandera son ustedes, no nosotros", ha sostenido en todo burlón. 

Minutos después le ha replicado Edmundo Bal: "No es que esté intranquilo, está enfadado. Algo estamos haciendo bien en Ciudadanos cuando se ponen tan nerviosos y tan enfadados. Dígales a los autónomos y trabajadores catalanes que sus problemas se resuelven con una mesa. Su mesa, su mesa, su mesa", ha añadido el portavoz de Cs.

Edmundo Bal en el Congreso.

 

A Esquerra no le ha sentado bien que el presidente pacte a la vez con ellos y con Cs, pero justifican su cambio de postura (en la quinta prórroga votaron en contra) en un bien superior. No la salud pública, no, sino en que ERC vuelva a ser necesaria para la gobernabilidad de España. Lo que diferencia a los de Oriol Junqueras de Junts per Catalunya, en medio de la lucha de poder entre el independentismo en clave catalana. 

El propio Rufián lo ha resumido así en su intervención: "La pervivencia de la mesa de dialogo y negociación pasa por la pervivencia de Esquerra en la gobernabilidad. Fuera Esquerra de la ecuación, fuera la mesa de diálogo".

Eso sí. El portavoz de ERC le ha dejado muy claro al PSOE y Unidas Podemos que en el futuro tendrán que elegir entre ellos y Cs. "Todo no puede ser, dime con quién pactas y te diré qué pactas", ha advertido a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias. Y ha llegado a decir: "Ciudadanos no es la CDU ni Arrimadas es Merkel. Ciudadanos es Vox en la fase 1 y Arrimadas es Rosa Díez en la fase dos".

El acuerdo entre el Gobierno y ERC para que este último se abstenga en la votación de este miércoles no hace alusión explícita a la mesa de negociación, pero los de Junqueras se han encargado de gritar a los cuatros vientos que supone su relanzamiento. 

De ahí la controversia extra con Ciudadanos, que por su parte presume de haber conseguido que en esta última fase de la desescalada no haya "privilegios" de ninguna comunidad. Aunque no lo ve así su hasta hace días diputado Marcos de Quinto

 

Bal ha intentado zanjar la polémica argumentando que Ciudadanos es el "centro moderado" y que votan esta sexta prórroga con Sánchez en La Moncloa como también lo harían si estuviese Pablo Casado. "Votaremos con la conciencia tranquila. Somos un partido responsable y de Estado", ha presumido. 

Pero la marejada continúa. Y es tal que en las últimas horas el núcleo duro de Cs, empezando por Arrimadas, está recibiendo en las redes multitud de descalificaciones, reproches y amenazas sobre su futuro. 

 

Comenta esta noticia