25 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Dos alcaldes del PNV al banquillo por corrupción: lo que Sánchez tapa a su socio

El lendakari Urkullu y Pedro Sánchez en una visita de este al País Vasco.

El lendakari Urkullu y Pedro Sánchez en una visita de este al País Vasco.

La Audiencia de Vizcaya ordena el procesamiento de dos regidores de la localidad de Alonsótegui. Les acusa de fraude, malversación, tráfico de influencias y actividades prohibidas.

Esta noticia no encontrá un hueco este viernes en las escaletas de los informativos de TVE o de ETB. Tampoco provocará ninguna reacción del PSOE que justificó la moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy en la tolerancia cero contra la corrupción. Pero la noticia habla de corrupción, aunque salpica al socio preferente del actual presidente, ese PNV cuyos cinco votos fueron decisivos hace dos años para aupar a La Moncloa al secretario general de los socialistas.

La Audiencia Provincial de Vizcaya ha ordenado que se inicie el juicio contra dos alcaldes del partido de Íñigo Urkullu y Andoni Ortuzar en la localidad vizcaína de Alonsótegui por corrupción. Y da luz verde a que sea un jurado popular el que juzque a los regidores Gabino Martínez de Arenaza y Aitor Santiesteban por un repoker de delitos: tráfico de influencias, malversación, negociaciones y actividades prohibidas a funcionario público, y fraude. Junto a los dos cargos públicos del PNV se sentarán en el banquillo tres abogados y un arquitecto.

El llamado caso Eraikiz comenzó su andadura en los tribunales en 2014. El auto de procesamiento habla, entre otras prácticas ilegales, de que los alcaldes "prescindieron" en sus contrataciones públicas de los "principios de publicidad y concurrencia" y cita una operación de 5 millones de euros en la venta de suelo público municipal "sin que se conozca el destino de dicha cantidad se dinero". Además, la construcción del campo de fútbol de la localidad terminó, según la Justicia, con una "desviación" del coste presupuestado para la obra de un 65%.

La noticia sobre este nuevo episodio de corrupción que salpica al PNV llega a punto de que arranque la precampaña electoral de los comicios del 12 de julio, que parece que estará centrada en la discutida gestión del Gobierno Vasco en las primeras semanas de la crisis del Covid 19 y en el caos de la gestión del accidente del vertedero de Zaldivar, en el que los trabajadores Alberto Sololuze y Joaquín Beltrán llevan sepultados ya 127 días. 

Sin avance alguno en las labores de rescate y con los familiares exigiendo responsabilidades y la dimisión del consejero de Medio Ambiente, el socialista Iñaki Arriola.

Pese a todo, según el sondeo del Centro de Prospecciones Sociológicas del Gobierno Vasco difundido este jueves, PNV y PSE lograrían revalidar cómodamente su coalición de Gobierno.

Comenta esta noticia