22 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un capitán de la UCO arroja luz sobre el motivo que movió a Ana Julia al crimen

Ana Julia Quezada, este jueves, observa la declaración del capitán de la UCO.

Ana Julia Quezada, este jueves, observa la declaración del capitán de la UCO.

Uno de los responsables de la investigación constata el hecho que sorprendió durante las primeras pesquisas: la acusada hablaba mal del niño Gabriel. Y, claro, levantó sospechas.

El perfil psicológico de Ana Julia Quezada está dando mucho que hablar para los expertos. Este jueves, en el juicio por el asesinato del niño Gabriel, el tribunal ha escuchado un testimonio bien esclarecedor.

 El capitán de la UCO de la Guardia Civil que interrogó a Quezada tras su arresto el 11 de marzo en el municipio de Vícar (Almería) cuando portaba el cadáver del niño Gabriel Cruz ha revelado que sí manifestó "su voluntad" de declarar y que afirmó que el menor "intentó agredirla" previamente, una "agresividad hacia ella" que ya mencionó durante los once días de búsqueda.

"En esos días llegamos a oírle hablar mal del niño. Fue una reacción de ella como mínimo chocante ya que decía que le insultaba, que decía que era 'muy fea' y que una vez que se marchó a la Republica Dominicana le dijo que 'no quería que volviera'", ha asegurado el capitán al aludir a la versión que dio Ana Julia sobre por qué se produjo el crimen.

En su testifical, ha matizado que la procesada "nunca reconoció que fuera muerte dolosa, premeditada o cualquier episodio que pudiera ir en contra de ella" después de que la fiscal haya remarcado que se le había detenido "con el cuerpo".

"Ella sí que reitera que fue de forma accidental", ha concretado para, después, a preguntas de la acusación particular, precisar que "sí habló" con sus abogados "unos momentos antes" de que se le tomase declaración "porque ella así lo pidió".

Ha relatado que en su interrogatorio aseguró que el menor "intentó agredirla, que se defendió y que no calculó la presión que ejerció sobre la cara aunque no tiene mucho sentido tampoco lo que relata".

Al hilo de esto, ha señalado que la versión que dio Ana Julia Quezada sobre por qué se produjo el crimen iba en la línea del "discurso" que había mantenido durante los once días de búsqueda y en los que "llegamos a oírle hablar mal del niño".

El agente de la UCO, quien estuvo en contacto "desde un primer momento" con Ana Julia Quezada, ha aportado un dato nuevo con respecto al momento en que las sospechas comenzaron a recaer sobre la entonces pareja sentimental del padre y ha indicado, a preguntas de la acusación particular, que la atención en esa "se fija desde el momento en el que se descarta al acosador de Patricia Ramírez porque ya estaba mintiendo a preguntas de personas y eso no tenía sentido".

Tras matizar que, en "ningún momento" se puede decir que hubo "colaboración por su parte", ha remarcado que, desde el "primer momento" en el que habló con ella en los primeros días desde la desaparición, "ocultó ciertas verdades sobre su persona que nos despertaron extrañeza porque no tenía sentido que nos mintiera en ese momento".

También a preguntas de la acusación particular, ha señalado que, del contenido de esa primera declaración, no se desprendió ningún dato relevante para la investigación. "Era totalmente irrelevante, muchas de las cosas que decía carecían de sentido lógico", ha trasladado ante el jurado popular, ahondando en lo contestado a la fiscal Elena Fernández a la que ha expresado que "desde un primer momento" su versión "no nos cuadraba mucho con la secuencia que nosotros teníamos de lo que había pasado con respecto al homicidio".

 

Comenta esta noticia
Update CMP