Marzá anuncia más de 4.300 plazas de docente aunque sin fecha para adjudicarlas

Marzà y Soler han realizado el anuncio de más inversiones para el próximo curso

Marzà y Soler han realizado el anuncio de más inversiones para el próximo curso

El conseller de Educación explica el incremento de plantilla para el próximo curso y a qué reserva una partida de 33 millones para evitar lo que sucedió durante el confinamiento

El conseller de Educación, Vicent Marzà, y el secretario autonómico del ramo, su alter ego socialista Miguel Soler, han anunciado que su conselleria recurrirá  a unos fondos extraordinarios de 207 millones de euros para destinar a los centros públicos y concertados con el fin de afrontar el próximo curso escolar tocado por la pandemia de covid-19.

La mayor parte de ese dinero permitirá contratar a 4.374 docentes más, que se sumarán a los que ya forman parte de la plantilla del sistema educativo valenciano, según han explicado. El anuncio lo ha hecho en un año en el que la adjudicación de plazas para personal interino va con retraso, ya que todavía no ha publicado Conselleria las fechas. Esto supone que esos nuevos docentes anunciados no saben cuándo les confirmarán a qué centro van destinados y, por tanto, su incorporación se dilatará.

Marzá y Soler han explicado que los centros educativos les comunicaran sus necesidades y, de acuerdo a los datos facilitados, se elabora "una radiografía" para diseñar una organización que responda a dos premisas: "la primera es la máxima seguridad" y la segunda "la mayor presencialidad posible", ha aseverado Marzà. El sindicato CSIF ya ha contestado que esa cifra de 4.370 docentes "resulta insuficiente para aplicar las necesarias ratios de 15 alumnos por aula y para garantizar la formación presencial en todos los niveles".

No obstante, aunque Marzà ha asegurado que la mayoría de los centros también posibilitará una presencialidad "muy elevada" en segundo de Bachillerato y de la ESO, en el resto de grupos de Secundaria se podrá establecer la asistencia en días alternos con hasta 15 alumnos, "lo que facilitará una atención más ´individualizada´ y que no haya una ´desconexión´ de los estudiantes", ha enfatizado el conseller. Por lo tanto, no queda en este caso garantizada la presencialidad, que sí asegura Conselleria en Infantil y Primaria; en primero de la ESO y enseñanzas con mayor diversidad, como la FP Básica".

De los 207 millones de euros anunciados, la mayor parte irá a parar a la contratación de docentes; aunque Conselleria ha anunciado que ha reservado 33 millones para la digitalización (compra de tablets y portátiles, entre otras cuestiones). Este tema provocó malestar durante el último trimestre del pasado curso, ya que aunque Conselleria anunció en marzo, al principio de la pandemia, la compra de miles de tablets con conexión a internet, no fue hasta prácticamente el último mes de curso cuando empezaron a llegar a los centros.

Conselleria también ha previsto la contratación de monitores para el comedor escolar o personal para servicios complementarios y otros gastos extraordinarios de los colegios e institutos. De hecho, el secretario autonómico, Miguel Soler, ha insistido en que estos recursos extraordinarios hacen que se contemple "todos los escenarios posibles", tanto el actual, como si hubiera, por razones médicas, que regresar a la enseñanza telemática.

Comenta esta noticia