30 de septiembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Mazazo a la Infanta Elena: la "favorita" pierde su principal apoyo y confidente

La Infanta Elena y el Emérito, en una corrida de toros.

La Infanta Elena y el Emérito, en una corrida de toros.

La hija más próxima al Emérito, que se había convertido en su compañía en restaurantes y plazas de toros desde su abdicación, se queda aislada. Y sin relación alguna con Zarzuela.

La Infanta Elena vuelve a ser daño colateral de las circunstancias de su padre. Lo fue cuando tras la abdicación, Felipe VI decidió meter el bisturí en la Familia Real y lo es desde este martes, cuando ha perdido a su principal apoyo emocional. Y su principal aval y confidente.

La "favorita" como se la conoce en los entornos de la Monarquía, se había convertido a su vez en uno de los sostenes del Emérito en su nueva vida de jubilado. Con él se ha recorrido España para disfrutar de las dos aficiones que comparten: la gastronomía y la tauromaquia. Y juntos se han dejado fotografiar en plazas de toros y en restaurantes de moda.

 

La Infanta Elena y el Emérito en el restaurante de Martín Berasategui.

 

Ahora, con Don Juan Carlos fuera de España, sin contacto con su hermano y con una pésima relación con la Reina Letizia, Elena de Borbón tendrá que reinventarse. También en lo económico. No en vano, Don Juan Carlos ha ayudado en los últimos años a su hija más cercana en sus avatares personales.

Todo un mazazo para la más "borbona" de los hijos de Don Juan Carlos y Doña Sofía.

 

 

Comenta esta noticia