Las Cortes Valencianas empieza legislatura con tres bloques políticos

La votaciones para la Mesa de Les Corts y las fórmulas de juramento de los diputados dejan ver que en esta legislatura puede haber hasta tres bloques. Vox se hace notar.

Les Corts tiene a partir de este jueves, y por primera vez en su historia, seis grupos parlamentarios. Hasta ahora se tenía por cierta la conformación para los grandes debates de dos bloques: el de izquierdas, conocido como Botànic y compuesto por PSPV, Compromís y Unidas Podemos, y el de centro-derecha, con PP, Ciudadanos y Vox. Puede ser tacticismo de cara al 26M. Pero, por lo visto en la sesión constitutiva de la X Legislatura, a los recién llegados va a haber que darles de comer aparte.

Para empezar, a las clásicas fórmulas de la jura o promesa de acatamiento de la Constitución y el Estatuto, “sense engany” (sin engaño), y de guardar fidelidad a la Generalitat Valenciana, esta vez se le ha sumado un extenso abanico de fórmulas alternativas.

Ha habido alusiones al País Valencià, a la Libertad, a la Tierra, y a la Igualdad. En chanza de algunos periodistas ha faltado jurar por Snoopy.

Pero de todas esas fórmulas no canónicas ha destacado la de “Juro por Dios y por España” que han empleado los representantes de Vox. Para hacerlo se han ido pasando una Biblia de escaño a escaño. Un diputado, a pesar de la alusión al Creador, ha rebajado la jura a la promesa por Dios y por España.

El nacionalista Enric Morera también ha sido original, ya que ha “jurado y prometido”, pero sin alusiones al Altísimo.

Vox va por libre en las votaciones para la Mesa

Pero el asunto capital en el que se ha notado que Vox no está -al menos de momento- en el mismo barco que PP y Cs es en las propuestas de nombres para los cargos de la Mesa. A la presidencia optaba Enric Morera (Compromís) … y José María Llanos. El líder de Vox ha obtenido 10 votos, el reelegido presidente los 52 del Botànic (PSPV-Compromís-Unides Podem), y PP y Cs han votado en blanco.

Para las dos vicepresidencias, la izquierda ha propuesto una pareja socialista, María José Salvador y Vicent Arqués. El centro-derecha optaba con los populares Jorge Bellver y Elena Bastidas. Y Vox presentaba a Massó y Roglá. Mismo resultado: 52-37-10. Con el acuerdo previo de cinco de los seis grupos para repartirse los sillones, y con el reglamento paritario y cremallera de la cámara en la mano, la vicepresidencia primera es para la socialista Salvador, y la segunda para el popular Bellver. Mujer y hombre.

Mismo sistema para las secretarías, y mismo resultado en la votación: 52-37-10. En este caso el partido de la izquierda que proponía la dupla de nombres era Unidas Podemos. Y el del centro-derecha, Ciudadanos. Con Vox como tercer aspirante.

Y los elegidos han sido Cristina Cabedo (UP) y Luis Arquillos (Cs). Mujer y hombre. Por cierto: no han sido pocos los diputados que han escrito Mamen Peris-Luis Arquillos y no Luis Arquillos-Mamen Peris en su voto para la pareja de aspirantes de Cs. Lo han hecho así en protesta por el hecho de que el reglamento cremallera obligara a Cs a proponer a un hombre para la secretaría que le ha sido asignada, en perjuicio de Peris, que era la preferida del líder del grupo, Toni Cantó.

De esta forma la imagen de la nueva Mesa es: los dos hombres a la izquierda del presidente Morera, y las dos mujeres a su derecha.

Discursos de los presidentes

La sesión ha tenido dos discursos. En el primero, el conseller Vicent Soler, presidente de la Mesa de Edad, repasó los tiempos de la autonomía y preautonomía valenciana, con alusión incluida a su propia detención durante el franquismo como miembro de los llamados 'Diez de Alaquàs'. Un discurso que la síndica popular Isabel Bonig le ha hecho saber al término de la sesión que no le había gustado.

Soler ha reivindicado la autonomía financiera que complemente la política, y ha llamado a los diputados de la nueva legislatura a “estar dispuestos a ser convencidos”.

El otro discurso ha sido el de toma de posesión del reelegido presidente de la cámara, Enric Morera, que ha tenido palabras de reconocimiento para los miembros de la Mesa anterior, y que ha pedido a los diputados que debatan en la cámara y no en las redes sociales.

Morera ha asegurado que en la anterior presidencia tuvo “críticas de todos por ser neutral”, y ha prometido que en la nueva será “escrupuloso” velando porque “no se denigre ni se haga daño a las personas”.

Anécdotas de la jornada

La diputada de Ciudadanos Mamen Peris y la popular María José Catalá (que también se presenta a la alcaldía de Valencia) han sido las únicas vestidas de rojo, el cromatismo que la fallecida Rita Barberá llamaba “rojo alcaldesa”. Rosa Pérez Garijo, de UP, llevaba una bufanda de ese color tan emblemático.

Las previas a la sesión parecían una 'vuelta al cole' para los veteranos y un 'primer día de clase' para los neófitos. También algunos de los primeros tenían interés en conocer a algunos de los segundos. Por ejemplo, el todavía conseller Rafael Climent (Compromís) buscó a Toni Cantó (Ciudadanos) para saludarlo. También hizo lo propio Beatriz Gascó de UP con Beatriz Gascó del PP, ambas presentes también en la anterior legislatura. En ésta tenemos además dos diputadas con los dos apellidos iguales: Aitana Mas Mas (Compromís), y Ana Besalduch Besalduch (PSPV).

A la entrada del Palau del Borja ha habido un poquito de jaleo. Primero porque ha habido música de dolçaina i tabalet para amenizar. Una vecina de la zona le decía a un tendero que “allí hay folclore de los políticos”, a lo que su interlocutor respondía “es la fiesta de los vividores”.

Diputados de Vox en el hemiciclo

Y el segundo motivo de cierto alboroto ha sido que Vox traía más invitados de los que tenía asignados. En la tribuna dedicada a tal fin se quedaron el dirigente nacional Javier Ortega Smith y el diputado valenciano Ignacio Gil-Lázaro.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP