04 de diciembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

ERC y Bildu agradecen a Sánchez sus favores y facilitan sus Presupuestos

Los dos nuevos socios preferentes de Sánchez ya han anunciado que no enmendarán las cuentas públicas en su totalidad, algo que sí harán ocho partidos, entre los que se encuentran PP y Vox.

Pedro Sánchez ha cumplido con su parte del trato. Da más poderes a los independentistas en educación, relegando incluso al castellano, y sigue acercando presos de ETA al País Vasco, por lo que sus ahora socios preferentes, ERC y Bildu, han dado la respuesta esperada. No presentarán enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado, allanando así el camino de las cuentas públicas presentadas por el Gobierno.

De hecho, este viernes a las dos del mediodía concluía el plazo de los grupos parlamentarios para la presentación de las enmiendas que reclaman la devolución del proyecto presupuestario del Ejecutivo y ninguna de las dos fuerzas independetistas que sustentan la mayoría parlamentaria del Gobierno se han atrevido a echar atrás las cuentas.

 ERC se ha escudado en el momento social y económico "muy delicado" derivado de la crisis sanitaria del coronavirus que se está viviendo en la actualidad, ya que, esta pandemia está "comprometiendo" el sistema sanitario español y provocando un "grave" impacto social, parando la economía y haciendo aumentar todos los gastos públicos para poder hacerle frente y, ante esta situación, bloquear los Presupuestos, "que son una necesidad urgente también para el conjunto de catalanes, sería "una grave irresponsabilidad".

Ahora bien, aunque no va a ser un "obstáculo" en la tramitación de los Presupuestos, Esquerra sí avisa de que el proyecto "debe mejorar" y de que el Gobierno tendrá que buscar sus apoyos para sacarlos adelante."Y hoy estamos muy lejos de poder apoyarlos", apostillan desde ERC, que siguen con la mirada puesta en el devenir de los indultos de los presos del procés.

Por su parte, Bildu ya ha avanzado que que apoyará la próxima semana la tramitación de las nuevas cuentas del Gobierno ante la "receptividad" y "buena disposición" del Ejecutivo a atender sus propuestas y alcanzar un acuerdo con ellos para aprobar los Presupuestos de 2021.

La portavoz de EH-Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua ha destacado que "en este debate se está jugando mucho más allá de unos Presupuestos": "Se juega la legislatura y el rumbo del Estado en los próximos años", advirtiendo al Gobierno de que debe alejarse de Ciudadanos lo máximo posible si quiere contar con sus apoyos.

A su juicio, la formación naranja no va a ser "quien va a aportar estabilidad a la legislatura": "La pregunta es qué quiere hacer Sánchez y con quién", ha señalado. "Hay dos opciones claras: Si quiere hacer política de izquierdas y democratizar el Estado, los números dan. Si quiere jugar a geometría variable y quiere mirar a Ciudadanos le auguramos poco recorrido", ha dicho.

Ocho partidos rechazan las cuentas de Sánchez

Así, una vez que las cartas ya están sobre la mesa, finalmente serán ocho los partidos que piden devolver las cuentas. Son PP, Vox, Junts, Foro Asturias, la CUP, Coalición Canaria, el BNG y UPN, pero entre todos sólo suman 151 escaños. La votación de esas enmiendas de totalidad está prevista para el próximo jueves, 12 de noviembre, pero el Gobierno no necesita mayorías cualificadas y le basta con sumar votos suficientes para rechazarlas, algo que posee holgadamente, ya que PSOE y Unidas Podemos cuentan con 155 diputados en la Cámara.

Además, el Gobierno ha conseguido engordar a su 'Frankenstein' hasta los 199 votos favorables y una vez supere la votación de totalidad de la próxima semana, el proyecto de Presupuestos continuará su tramitación en ponencia y en la comisión para debatir las enmiendas parciales presentadas por los grupos.

La fase definitiva tendrá lugar en el Pleno del Congreso la semana del 30 de noviembre, donde se votarán las cuentas de cada ministerio y será entonces cuando el Gobierno ya tendrá que tener los apoyos necesarios para sacarlos adelante, si no quiere volver a tropezar como ya ocurrió con las cuentas de 2019 que desencadenaron unas nuevas elecciones.

Comenta esta noticia
Update CMP