08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP revienta el anuncio estelar de Susana Díaz en La Sexta y exige su dimisión

La secretaria general del PSOE andaluz ha aparecido después de dos días callada. Y después de hablar con "Manolo y Pepe", como llama a Chaves y Griñán. Ésta ha sido su defensa televisiva.

Para ella no son José Antonio Griñán y Manuel Chaves. Para ella son "Pepe y Manolo". Con ambos habló Susana Díaz antes de reaparecer este jueves en Al Rojo Vivo, después de dos días callada ante una sentencia demoledora para el PSOE de Andalucía

Y a ambos defendió Díaz ante Antonio García Ferreras. "No ha habido enriquecimiento de Pepe ni de Manolo", sostuvo. Con mucho pesar añadió que el primero de ellos, su padrino político además, está "muy mal".

Se esperaban con expectación las primeras palabras de la líder del socialismo andaluz, la mujer a la que en Ferraz están dispuestos a dejar caer -no hay mal que por bien no venga- con tal de que las llamas de los EREs no alcancen a Pedro Sánchez.   

Pero ella no está dispuesta a ceder a las presiones del PSOE. De hecho durante la entrevista anunció que se presentará a la reelección como secretaria general del PSOE-A con "fuerza, ganas e ilusión" para que sean los militantes del partido los que tengan "la última palabra" sobre su futuro. 

Y mientras, en paralelo, el portavoz del PP en el Parlamento de Andalucía, José Antonio Nieto reventaba su reaparición y pedía por primera vez la dimisión de Díaz: "No puede volver a su escaño. Lo único digno que le queda es presentar su dimisión". Los populares endurecen el tono.

Lo que hizo la andaluza durante toda la entrevista no fue asumir responsabilidad alguna, sino quitarse de en medio. E insistir, una y otra vez, en una idea: "Yo no estaba". "Usted pregúnteme por lo que yo hice (...). Yo llegué al Gobierno en el 2012 y a la Presidencia en el 2013".  

"El PSOE no aparece en ningún sitio, no hay financiación ilegal del PSOE", remachó la expresidenta de la Junta de Andalucía. Pero el presentador de Al Rojo Vivo le recordó que el PSOE-A ha sido, durante décadas, la Junta. Y viceversa. 

Díaz acusó también al presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, de mentir al afirmar que el Gobierno regional se retiró como acusación de la causa política de los EREs para no exigir responsabilidades civiles a los encausados. "No es verdad", sostuvo. Según ella, la Junta se retiró por indicación de sus abogados y no por una decisión política.

Y se jactó de que como presidenta persiguió a los corruptos personándose en varias de las causas del macrocaso de los EREs, y que para algunos la Junta pidió cárcel. Porque, según dijo, lo primero que aprendió al entrar en política es que hay que ser "honesto".  

Comenta esta noticia
Update CMP