16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La nueva colaboradora de Sálvame llega como un huracán y saca de quicio a Mila

Nueva y sonada incorporación en la plantilla del programa corazonero de Telecinco y muchos se preguntan a quién va a quitarle el puesto. Hay a quién ya se está echando de menos, eso sí.

Tal como recoge Telecinco entró saltando (literalmente) y no bajando la escalera. Miriam Saavedra apenas tardó unas milésimas de segundo en ocupar su nueva silla como colaboradora de Sálvame y su inmensa alegría hizo que el micro saliera despedido. La exnovia de Carlos Lozano dejó a todos atónitos con su arrolladora energía y Mila Ximénez acabó gateando en el suelo y acordándose de quien nunca pensó que se acordaría en un plató: María Lapiedra.

Y es que la incorporación Saavedra a la plantilla de Sálvame fue de todos menos tranquila: bajó las escaleras saltando, casi se cae y el micro salió despedido.

No era más que el principio, Miriam pidió música de salsa y bailó mientras el compañero de sonido intentaba colocarle el micro. La flamante nueva colaboradora daba las gracias por la oportunidad, besaba el suelo del plató para demostrar su agradecimiento y ante semejante torrente de energía, Mila Ximénez pedía un Lexatin… Las bromas de su nueva compañera no le hicieron ninguna gracia a Miriam, que dijo esperar "más educación".

Esta pullita hacía que Mila se agarrara a su silla para acabar en el suelo gateando. Y Miriam no se quedó atrás, siguió a su compañera con idéntica actitud: "Ya está bien tía, te respeto mucho por tu trayectoria pero ya vale", se quejó Miriam y, de repente, Mila se acordó de alguien a quien nunca pensó que echaría de menos en plató: "¡¿Dónde está María Lapiedra?!".

Comenta esta noticia
Update CMP