12 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gesto de dignidad de Suárez Illana ante la "infame" portavoz de Bildu

El discurso de Mertxe Aizpurua, nueva socia de Pedro Sánchez ha provocado los minutos más tensos de este debate de investidura. Casado: "Es la intervención más nauseabunda que he escuchado".

La intervención de la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua, al comienzo de esta segunda jornada del debate de investidura ha disparado la tensión en el hemiciclo. 

El secretario tercero de la Mesa del Congreso, el popular Adolfo Suárez Illana, ha decidido mostrar su total rechazo a los nuevos socios de Pedro Sánchez dando la espalda a Aizpurua durante su discurso, en una imagen cargada de simbolismo.

En su intervención, la portavoz de Bildu ha cargado contra Felipe VI por su "autoritarismo", lo que ha provocado las quejas del PP, Vox y Ciudadanos. Como también cuando se ha referido al "terror" que infunden las tres derechas. 

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha mandado callar en varias ocasiones a la bancada popular, por "respeto a la libertad de expresión" de todos los oradores.

Al término del debate de Aizpurua con Sánchez -que ha empleado un tono condescendiente y suave-, Pablo Casado ha tomado la palabra para invocar el artículo 103 del Reglamento del Congreso.

El presidente del PP le ha recriminado a Batet que debería haber llamado al orden a la parlamentaria de la izquierda abertzale por haber vertido "descalificaciones e injurias" contra el jefe del Estado. Y a Sánchez le ha reprochado que no haya salido en defensa de la Constitución, el Rey y las víctimas del terrorismo. 

"Acabo de escuchar la intervención más nauseabunda que he oído jamás en este hemiciclo. ¡Es infame!", ha protestado Casado, mientras sus diputados se han puesto en pie y han empezado a corear "libertad, libertad". A ellos se han unido los de Vox y Cs. 

También el diputado de Ciudadanos Edmundo Bal ha invocado el Reglamento. 

En respuesta a ambos, Batet ha sostenido que lo de prohibir las críticas al Gobierno y al jefe del Estado era cosa de otra "época" en España. Los diputados del PSOE y los morados han aplaudido, en pie, también al grito de "libertad, libertad". 

Comenta esta noticia