30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Máxima tensión en Zarzuela: Un familiar de Urdangarin está a punto de hablar

La Infanta está en una "actitud hostil".

La Infanta está en una "actitud hostil".

Si el Rey pensaba que tenía problemas con su cuñado con la sentencia del Caso Nóos, la cosa todavía puede ir a peor porque están a punto de romperse las costuras con su familia "política".



"El mes de junio es tremendo para el Rey". Así de rotundo se muestra un diplomático que mantuvo con Don Felipe una estrecha relación mientras ostentaba la condición de Príncipe de Asturias con el que ha hablado José Antonio Zarzalejos.

En su columna de El Confidencial, Zarzalejos señala que "el entorno de Don Felipe y los responsables de su Casa están serenos pero tensos". 

Entre otras cosas porque "la numerosa familia Urdangarin está literalmente indignada con la Borbón. Según algunos de sus amigos, tanto de Vitoria como de Bilbao, no descartan que alguno de ellos termine por hablar en los medios".

Y es que "quieren a Cristina como "a una hija, como a una hermana" y "no asumen que Iñaki tuviera otra responsabilidad que la de "hacer lo que dejaron que hiciera". Por eso "viven su parentesco político con la familia real y del Rey como "una tragedia sobrevenida" pero ahora "hay costuras que podrían reventar". 

Todo ello unido a que "la Infanta podía haber tomado algunas decisiones que facilitasen la tarea a la Corona y a su hermano, pero no solo no lo ha hecho sino que está en una actitud hostil" tiene a la Casa Real en máxima tensión ante lo que pueda suceder de manera inminente.

De hecho, "la familia ha volado por los aires. El Rey es el bastión, el jinete que cabalga el tigre, y nadie está seguro de cuánto pueda aguantar a lomos de la fiera". El caso es que "Don Felipe necesita apoyos. Más de los que ahora se le ofrecen… que no son demasiados". 

Comenta esta noticia
Update CMP