18 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Uno de los abogados de los golpistas carga contra Puigdemont y provoca un cisma

Los exconsejeros llegando a la Audiencia Nacional.

Los exconsejeros llegando a la Audiencia Nacional.

Por la Audiencia Nacional ya han desfilado el exvicepresidente Junqueras y los ocho exconsejeros que no han huido. Para todos salvo para Santi Vila el fiscal pide prisión sin fianza.

Uno de los abogados defensores de los cabecillas del referéndum ilegal y la posterior declaración unilateral de independencia ha echado un rapapolvo a Carles Puigdemont que ha debido de escucharse hasta en Bruselas y que ha provocado un cisma entre las defensas. 

A su salida del Tribunal Supremo, Xavier Melero, que representa a los exmiembros de la Mesa del Parlament Lluís Guinó y Lluís Corominas, ha afeado al expresident su decisión de dar la espantada y dejar en la estacada a sus compañeros. 

"No ponerse a disposición de la justicia cuando eres llamado siempre perjudica al resto de coimputados", ha señalado Melero. Por contra el abogado de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, se ha marchado sin hacer declaraciones, puesto que las defensas se encuentran divididas al respecto de la estrategia judicial de Puigdemont

El abogado Xavier Melero.

 

Forcadell, Guinó, Corominas y los otros tres exmiembros de la Mesa del Parlament acusados de rebelión, sedición y malversación finalmente no tendrán que declarar hasta el jueves día 9.

Sus abogados defensores han conseguido así ganar una semana de tiempo alegando indefensión, aunque durante estos siete días estarán bajo vigilancia policial.

En la Audiencia Nacional sí han declarado, por contra, los exmiembros del Govern que han acudido a la llamada de la juez Carmen Lamela: Oriol Junqueras, Raúl Romeva, Carles Mundó, Dolors Bassa, Jordi Turull, Josep Rull, Meritxell Borrás, Joaquim Forn y Santi Vila.

Sólo este último ha respondido a las preguntas del fiscal, los demás únicamente a las de sus abogados. La Fiscalía ha pedido prisión incondicional para todos menos para él, que dimitió antes de la aprobación de la declaración unilateral de independencia en el Parlament. Para él solicita cárcel eludible bajo fianza de 50.000 euros.

Por su parte Puigdemont y los exconsejeros Meritxell Borràs, Meritxell Serret, Toni Comín y Clara Ponsatí han seguido el desarrollo de la jornada desde Bélgica, pendientes de si finalmente la juez emite una euroorden de detención para que sean entregados por la policía belga a la justicia española. En concreto Puigdemont ha sido visto desayunando con su amigo Josep Maria Matamala en una cafetería.

No obstante los abogados del expresident pretenden que éste pueda declarar por videoconferencia, algo que por ejemplo se le negó a Mariano Rajoy en el juicio del caso Gürtel, y él iba como testigo.

Comenta esta noticia
Update CMP