07 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un nuevo gesto del Rey abochorna a Sánchez por su desplante a las víctimas

El Rey Felipe VI en su despacho en Zarzuela

El Rey Felipe VI en su despacho en Zarzuela

Felipe VI ha vuelto a dejar en evidencia la falta de sensibilidad de Sánchez. Él sí honrará a los muertos con su presencia en el funeral organizado en la catedral de La Almudena.

El Rey Felipe VI ha vuelto a dar una lección a Sánchez. Él, acompañado de la Reina Letizia y de sus hijas estarán presentes en la ceremonia religiosa que se celebrará para honrar a los fallecidos por la pandemia. Un acto que Sánchez quería evitar a toda costa para no enfadar a sus socios de Podemos, siempre hostiles con todo lo referente a la Iglesia.

Y es que, el Gobierno solo ha planteado un homenaje. Uno desligado de la religión previsto y para el 16 de julio, pero el Rey ha querido dotar de mayor solemnidad e importancia al acto organizado por los obispos para este lunes, cuando se oficiará un funeral desde la catedral de Santa María Real de la Almudena.

 Así, este lunes a partir de las 20.00 horas los Reyes, junto a sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, encabezarán la comitiva convocada por la Conferencia Episcopal, que dará paso a la celebración de un oficio religioso presidido por el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro.

De esta manera, la Casa Real se adelanta a las previsiones de Moncloa que pretendía organizar un evento estrictamente laico para subrayar el carácter aconfesional del Estado y así no enfadar a sus socios de Gobierno, que siempre se han mostrado en contra del papel de la Iglesia católica, a pesar de ser la religión mayoritaria en España.

De hecho, en el Congreso de los Diputados, Sánchez anunció "una ceremonia de Estado en homenaje a los 27.000 compatriotas que han perdido la vida y también en homenaje a aquellos servidores públicos que han estado en primera línea luchando contra la pandemia durante estos tres meses de Covid", cuidándose mucho de no hacer referencia a ningún funeral católico como sí ocurrió tras el 11M.

Por ello, ahora habrá que esperar a ver si Moncloa rectifica y si el presidente del Gobierno se suma a este homenaje que el propio Rey ha elevado a la categoría de "oficial" con su presencia,  ya que el no hacerlo solo dejaría en evidencia al propio Sánchez por su desplante a las víctimas.

Comenta esta noticia