15 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Kiko Matamoros monta en cólera contra Supervivientes por culpa de la Campos

Kiko cree que en Supervivientes hay trato de favor

Kiko cree que en Supervivientes hay trato de favor

El colaborador de televisión está muy enfadado con el reality porque no le dejan hablar con su hija ni tampoco defenderla en plató. Kiko echa chispas tras la intervención María Teresa Campos

Kiko Matamoros está molesto con Supervivientes porque no le han permitido comunicarse con su hija. Laura tan solo ha recibido una llamada del exterior, la de su novio, mientras que otros concursantes han recibido prebendas sentimentales que representan una inyección de moral a estas alturas del concurso. Recordemos que solo faltan cinco semanas para que la aventura en Honduras finalice.

Hace semanas que Kiko pide poder hablar con Laura. Sin embargo, la productora del reality no está por la labor y le han dicho que nones. El colaborador de Sálvame asegura que se ha ofrecido para estar en los debates cobrando o sin cobrar. El dinero no le preocupa, en este caso, lo que quiere es poder defender a la niña de sus ojos. A la que ve en franca desventaja a nivel de bonificaciones en relación a otros concursantes.

Como ya explicamos en exclusiva en Eschismografo, Gloria Camila ha manifestado en diferentes ocasiones sus deseos de abandonar. Asegura que ya no puede más y pide de forma desesperada la vuelta a la civilización. Ante la crisis desastada, no hubo otra que tomar decisiones de urgencia para reconducir la situación. De ahí las dos llamadas telefónicas que recibió, la de su padre y la de su tía. El mensaje grabado que le dejó Ortega Cano. Las imágenes de ella y José Fernando viendo a su madre cantar, justo la semana en que se cumplía el undécimo aniversario de su muerte. La hora sin cámaras con su novio y el pastel de aniversario. A esto hay que añadir otra ventaja, la que disfruta cada domingo en el debate, donde tiene dos defensores fijos: Antonio David, Rosa Benito y si toca, su prima.

La intervención telefónica de María Teresa Campos el pasado domingo en el debate de Supervivientes ha levantado una gran polémica. En redes sociales se comentó que había sido una tomadura de pelo porque se anunció que la presentadora hablaría con su chico. Según explican desde Mediaset, todo fue una confusión ya que jamás estuvo planteado así. Alguien explicó que la parejita se reencontraría vía telefónica y la bola se hizo grande dando origen a un malentendido. También los familiares de otros concursantes están molestos con la periodista por el tiempo que estuvo en antena. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que si se extendió más fue porque Sandra Barneda quiso saber sobre su evolución tras el ictus. Si se minuta, cualquiera verá la realidad.

La organización de Supervivientes propuso a Kiko Matamoros que hiciera un alegato a favor de Laura vía teléfono. Sin embargo, él se negó: “No blanqueo sepulcros”, dijo, y luego añadió que hubiera estado en franca desventaja con la periodista, que tuvo bastante tiempo para extenderse en su defensa mientras que a él solo le daban dos minutos y por ahí no pasa. Lo tiene claro, o todos moros, o todos cristianos. La terna de nominados esta semana la componen Bigote, Kiko y Laura.

 

Comenta esta noticia
Update CMP