14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Podemos no cede, rompe con el PSOE en La Rioja y vuelve a tumbar la investidura

En el centro, la diputada de Podemos, Raquel Romero, antes de la reunión del PSOE que acabó con la ruptura de las negociaciones

En el centro, la diputada de Podemos, Raquel Romero, antes de la reunión del PSOE que acabó con la ruptura de las negociaciones

Los morados denuncian que hay un "veto" por parte de los socialistas y éstos aseguran que los de Pablo Iglesias solo desean hablar de cargos en un futuro gobierno regional.

Por segunda vez, Podemos ha tumbado un gobierno de izquierdas en La Rioja. Y lo ha hecho tras romper las negociaciones con los socialistas, en un cruce de acusaciones que no augura nada bueno para un futuro pacto: los morados denuncian "vetos" por parte del PSOE; y desde esta formación se aseguran que los podemitas solo quieren hablar de cargos.

Así las cosas, la única diputada de Podemos en el Parlamento riojano, Raquel Romero, ha vuelto a tumbar en la segunda votación la investidura de la candidata socialista a la Presidencia de esta comunidad, Concha Andreu, tras quedar rotas las negociaciones esta misma mañana. El obstáculo sigue siendo la entrada de los podemitas en el Gobierno de La Rioja.

La formación morada sigue insistiendo en que haya consejeros de Podemos y rechaza la última oferta del PSOE -dos viceconsejerías, una de Igualdad y otra de Reto Demográfico, y la dirección general de Vivienda- porque estos cargos no les permitirían sentarse en el Consejo de Gobierno.

 

En declaraciones a la prensa, Romero ha acusado a los socialistas de ser ellos los que se han levantado de la mesa de negociación, pero ha reconocido que las conversaciones de esta mañana han girado solo sobre cómo Podemos podía formar parte del Gobierno autonómico. La diputada de la formación morada ha sostenido que los socialistas les han dicho que de "ninguna de las maneras" iban a estar en el Ejecutivo y se ha quejado de que les están ofreciendo "cargos que no existían hasta ahora sin capacidad de acción".

Romero ha acusado al PSOE de seguir instalados en la idea de un gobierno monocolor y ha puesto en duda que Andreu quiera realmente gobernar La Rioja al no facilitar la entrada de Podemos en el Ejecutivo para desbloquear la investidura y ha hablado directamente de "vetos" y "odio irracional" hacia su formación.

La diputada de Podemos ha negado que estén recibiendo instrucciones de Madrid para presionar al PSOE, que también está pendientes del respaldo de Unidas Podemos a nivel nacional para la reelección de Sánchez como presidente del Gobierno la próxima semana, y se ha mostrado convencida de que quienes están recibiendo órdenes de Ferraz son los socialistas riojanos.

Podemos no da estabilidad a un gobierno

Por su parte, la candidata del PSOE a la Presidencia de La Rioja ha reconocido que ha sido ellos los que se han levantado de la mesa de negociación esta mañana ya que las conversaciones estaban "rotas a los 10 minutos" porque Podemos solo quería hablar de cargos, según su versión de lo ocurrido. "En una negociación hay que ceder, pero no pueden imponer porque tienen el voto que vale el gobierno, ni es proporcional ni justo", ha afirmado.

 

 

Andreu ha asegurado que uno de los negociadores de Podemos -que además viene de Castilla-La Mancha, ha recalcado- le ha dicho que "sin consejerías, usted no va a ser presidenta". Preguntada por la prensa sobre cuántas consejerías estaba pidiendo Podemos -al inicio exigió tres-, Andreu ya respondido que no dicen el número exacto para no tener luego que reconocer lo que exigen, pero que hablan de "consejerías" en plural, por lo que al menos serán dos.

La aspirante a presidir La Rioja ha argumentado que no quieren darles consejerías a Podemos porque eso supondría un gobierno de coalición y que un gobierno de coalición se basa en una estabilidad que hoy por hoy, en su opinión, no puede garantizar la formación morada.

 

Comenta esta noticia
Update CMP