30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rivera confiesa que fue un "lío" estar con Malú a la vez que lideraba Ciudadanos

Albert Rivera, durante su conversación con Bertín Osborne

Albert Rivera, durante su conversación con Bertín Osborne

El exlíder naranja contó a Bertín Osborne cómo se gestó su dimisión y cómo llevó su relación sentimental con la cantante mientras estaba en primera línea política, una misión nada fácil.

Diez meses después de abandonar la política, Albert Rivera reapareció en televisión para presumir de sentirse liberado de una decisión poco frecuente en política: dimitir tras un fracaso electoral. Y eligió 'Mi casa es la tuya' para contar cómo se gestó su dimisión, cómo es su vida ahora y qué proyecta para el futuro, incluido su retorno a la política.

La decisión ejecutada tras las elecciones de noviembre de 2019 le dejó la conciencia tranquila, le confesó a Bertín Osborne: "Asumir responsabilidades es una cosa que no se ve mucho en tu exprofesión". Y aprovechó para lanzar una pulla a Pedro Sánchez por su ya célebre frase de que "no dormiría tranquilo con Podemos en el Gobierno": "Yo quería mirarme al espejo y dormir tranquilo cada día. Yo he dormido tranquilo toda mi vida, he dormido como un lirón y ahora duermo muy tranquilo, hay uno por ahí que dice que no duerme muy tranquilo con algunos en el Gobierno, yo duermo como un lirón".

 

"Duermo tranquilo porque cuando saco 10 escaños y tengo 57 y hay un fracaso, yo no le he hecho la culpa al secretario de comunicación o al otro, los líderes no solo están para echarse fotos, están para decir que este es mi resultado. Estaba harto de ver a los líderes excusarse", recalcó Rivera en referencia a su desastre electoral de noviembre de 2019, que le llevó a rechazar desde su puesto hasta el último céntimo en política.

"Yo no quería que me salvaran con un sueldo y un escaño, me hubiese aburrido como una ostra, prefería el sector privado", reconoce el ahora miembro del despacho de abogados Martínez-Echevarría y Rivera. "Al día siguiente de dimitir me levanté nuevo", aseguró

"Lo más curioso de mi dimisión es que se venía gestando ya, mi cabeza, mi cuerpo, todo... Yo tengo un secreto, en los viajes que yo hacía, he encontrado notas mías en los móviles, con notas que utilicé en el discurso de mi dimisión. O sea, notas que hice en plena campaña, me sirvieron para la dimisión. Mi última campaña de verdad fue el 28 de abril", confesó.

El político y la artista

Rivera también quiso contar una anécdota que tuvo al día siguiente de marcharse de la política cuando salió esa famosa fotografía con Malú: "Nos fuimos a Portugal dos o tres días, que nos encanta ir por ahí. Me paro en una gasolinera y me viene un policía nacional y me dijo 'el otro día me hiciste llorar a mi y a toda mi familia, nos hiciste llorar a todos, pero con dos cojones".

 

Precisamente de su relación con la cantante, Rivera afirmó que "cuando quieres a alguien no hay quien lo pare". Aclaró que se conocían de antes, que eran amigos y que no las tenía todas consigo cuando comenzaron su relación en firme: "Es lo típico que piensas que no va a pasar, es un lío de narices. Un político y una artista…".

Aunque le confesó a Bertín Osborne que no llegó a verse en Moncloa, "aunque sí me llegué a sentir capacitado para ser presidente", y se mostró orgulloso de todo lo conseguido, Rivera tuvo clara su respuesta cuando le preguntaron si volverá a la política: "Nunca se puede decir de este agua no beberé, pero no creo que vuelva. Fui feliz y ahora quiero seguir siendo feliz en otro lugar".

 

Comenta esta noticia
Update CMP