21 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carmena le admite a Iglesias que la ponga como ejemplo nacional de Podemos

Colau, Iglesias y Carmena

Colau, Iglesias y Carmena

Iglesias presenta a Colau y Carmena como ejemplo de lo que harán en España, en un autohomenaje para ellos mismos con muy poca química personal entre el líder y la alcaldesa madrileña.

Las dos alcaldesas de Madrid y Barcelona protagonizan un encuentro con Pablo Iglesias sin química entre el secretario general del Podemos y la regidora de Madrid, pero pleno de poses, frases grandilocuentes y la sensación de que, por mucha distancia que Colau y Carmena quieran poner en apariencia, todo gira en ambas ciudades en torno al partido morado.

El encuentro fue en la Universidad de Otoño de Podemos, organizado por el Instituto 25M, y dio lugar a una estampa poco frecuente: Iglesias y Carmena juntos, bajo el mismo escudo y las mismas siglas, aunque sin mirarse a los ojos prácticamente ninguna vez, al menos durante la presentación que el líder de Podemos hizo de las dos.

Carmena no es de Podemos para que pueda hacer la lista que quiera, pero lo es para todo lo demás

La complicidad entre Colau y Manuela sí era evidente, y la de ambas en materia política, también. Carmena no es de Podemos a efectos de que le mangoneen la lista y no pueda hacerla a su albedrío; pero lo es en todo lo demás y a ella misma se le escapó al dedicar una lisonja a Iglesias por la negociación presupuestaria con el Gobierno de Pedro Sánchez.

Todo el acto fue un sí un autohomenaje de Podemos y de sus alcaldesas a sí mismos, con Iglesias oficiando de presentador y retirándose pronto del escenario no sin antes anunciar que "en 2020" su partido gobernará en coalición con el PSOE para crear "una nueva España" de la que Ada Colau y Manuela Carmena sin un adelanto, la prueba de que "sí se puede".

 

 

Según los tres dirigentes, la gestión de Madrid y Barcelona son un ejemplo de cómo será la de España si llegan definitivamente al poder, y pusieron como ejemplos los supuestos avances en vivienda social, aunque las cifras reales no acompañan en ese sentido: Colau solo ha construido uno de cada veintidós pisos prometidos de este tipo y Carmena no pasa del 25% de las anunciadas, unas cifras similares a las de sus predecesores de otros partidos.

Ataques al resto

Y algo similar pasó con la reducción de la deuda en la capital, presentada por Iglesias como un hito cuando, en realidad, es una consecuencia inevitable de no haber invertido el dinero presupuestado para escuelas infantiles o cualquier otro capítulo: la ley impone que, si por mala gestión o cualquier otra razón nos e gasta lo estipulado en los propios presupuestos, todas esas cantidades van automáticamente a amortización del pasivo.

La frase definitiva del autobombo la puso Carmena, al identificar a los allí presentes con la "igualdad" y al despreciar al resto de partidos como partícipes de ese valor: "Algunos apuestan por la desigualdad y, es más, hasta la consideran inconveniente, porque tienen una visión de la sociedad absolutamente competitiva".

Comenta esta noticia
Update CMP