El Girona y Bono dan la puntilla a Marcelino

Los jugadores del Girona celebran el único tanto del partido

Los jugadores del Girona celebran el único tanto del partido

Valencia CF 0 - Girona FC 1. El Valencia CF se vuelve a estrellar en un partido que dominó de cabo a rabo. La falta de gol comienza a ser un problema más que acuciante.

El Girona se presentaba en Mestalla con las bajas de Mojica, Douglas Luiz, Aday y Juanpe; pero si dos hombres resultan diferenciales, por encima del resto, en el cuadro ampurdanés no son otros que sus goleadores Cristian Portu y Cristhian Stuani. Tampoco ellos estaban disponibles para el técnico visitante Eusebio Sacristán en la tarde de hoy.

Además el Valencia recuperaba a un Gonçalo Guedes al que había de aferrarse como si de un clavo ardiendo se tratase dada la precariedad en cuanto a juego y goles dentro de unas fechas recientes marcadas por la lesión del portugués.

La novedad del número 7 no era, no obstante, la única que ponía Marcelino en liza. La ofensiva presencia de Daniel Wass en el lateral diestro, unida a la oportunidad a la que Santi Mina entre semana se había hecho acreedor contribuían, a priori, a la confección de un once más ilusionante.

El control valencianista era absoluto durante unos muy correctos primeros 45 minutos; pero los seis remates entre los tres palos - 14 en total - se toparon, una y otra vez, con la particular exhibición que el meta marroquí Yassine Bounou, Bono para los amigos, se afanaba en desempeñar. Coquelin, Rodrigo y Guedes probaron de su medicina, y Kondogbia (el VAR), y Santi Mina (el travesaño con todo a su favor) encontraban nuevos elementos para el infortunio allí donde el imperial Bounou - pocas amistades habrá generado desde el prisma valencianista - no llegaba.

La segunda mitad daba comienzo con un castigo desmesurado para los merecimientos ches, por lo menos en lo que hacía referencia a sus primeros 45 minutos. Tras una tan inocente como poco habitual pérdida de balón de Kondogbia, el casi inédito en las alineaciones de Eusebio hasta el momento Patrick Roberts ponía la directa para enfilar a un Neto que pudo detener su intento con dificultadas, pero la zaga continuaba en los vestuarios cuando Pere Pons materializó, con todo el tiempo del mundo, su rechace en el 0-1.

 Únicamente habían transcurrido tres minutos desde la reanudación pero la losa ya era tremenda. Y, por si faltara algo, el recital de Bounou alcanzaba cotas cercanas a las proporciones bíblicas por momentos. Rodrigo a quemarropa y Santi Mina mediante un gran cabezazo ponían a prueba sus, en la tarde de hoy, proverbiales reflejos para demostrar que, pese al carácter más deslavazado de su fútbol en el segundo tiempo, el Valencia CF hoy sí gozó de un buen número de oportunidades.

Guedes volvió a ponerle a prueba a través de un libre directo poco antes de la finalización, pero poco importaba el cómo ni tampoco el cuándo. La muralla marroquí se bastaba para dejar al Valencia al borde de los puestos de descenso y a Marcelino en la picota. 7 tantos en 11 partidos, pese al dominio de hoy, son ya de por sí motivo suficiente para una destitución que se acerca cada vez más.

 0 - Valencia: Neto, Wass (Ferran, m.85), Garay. Gabriel Paulista, Gayà, Carlos Soler (Batshuayi, m.74), Coquelin (Gameiro, m.85), Kondobia, Guedes, Santi Mina y Rodrigo.

1 - Girona: Bono, Ramalho,Bernardo, Muniesa, Pedro Porro, Pere Pons, Borja García (Soni, m.86), Aleix García, Planas, Roberts (Granell, m.78) y Doumbia (Alcalá, m.60).

Gol: 0-1, m.48: Pere Pons

Comenta esta noticia
Update CMP