06 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Guerra entre Cs y Podemos por los insultos machistas y nazis a una consejera

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, ha anunciado la ruptura de las relaciones con la formación morada hasta que no se disculpen y se retracten por sus terribles palabras.

La guerra ha estallado en Castilla y León entre los máximos dirigentes regionales de Ciudadanos y Podemos. De hecho, el vicepresidente Francisco Igea ha anunciado que rompe cualquier tipo de relación con la formación morada, hasta que Pablo Fernández pida perdón por las palabras insultantes que lanzó contra la consejera de Sanidad, Verónica Casado.

Fernández, que aseguró que Casado podría convertirse en la "doctora Mengele" del mundo rural si no retira su plan de CRA sanitarios, ha sido criticado por Igea que ha asegurado que "es intolerable, no vamos a tolerar de ninguna de las maneras que ningún grupo parlamentario de izquierdas o de derechas compare a una consejera que ha dedicado toda su vida al cuidado de los demás y que tiene un currículum impecable en defensa de la sanidad pública con el peor asesino de la historia de la humanidad". Además, el vicepresidente propondrá a la Junta que no se responda a sus preguntas hasta que se retracte.

De este modo, el vicepresidente de la Junta ha recordado que Josef Mengele fue un doctor nazi conocido en el campo de concentración de Auschwitz como el 'Ángel de la muerte' que se dedicaba a "asesinar niños para hacerles autopsias", "inoculaba enfermedades a gemelos" y "decidía quien vivía y quien moría" en el campo de concentración. "Es el personaje más repugnante de la historia de la humanidad", ha aseverado.

 Francisco Igea ha considerado que al utilizar esta comparación el procurador de Podemos o es un "sinvergüenza" o ha utilizado el "genocidio para hacer un chiste", un punto en el que ha recordado que la "banalización" del holocausto es delito en países como Alemania o Israel.

"Lo que está ocurriendo en este hemiciclo pasa de castaño oscuro, no lo vamos a tolerar, no vamos a tolerar la doble moral", ha insistido el vicepresidente, quien se ha preguntado qué hubiera pasado si un partido de centro derecha o Vox hubiera pronunciado esas palabras, a lo que ha respondido que hubiera sido motivo de "escarnio nacional".

De hecho, ha recalcado que "no vamos a responder a quien no sabe distinguir una broma parlamentaria con una barbaridad", al tiempo que ha asegurado que propondrá en el seno de la Junta que no se responda a sus preguntas ante el Pleno en el caso de que no se retracte. "Esperamos escuchar sus disculpas", ha concluido.

Comenta esta noticia
Update CMP