30 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Merkel pone la cara roja a Sánchez con el descontrol del Covid y él en Doñana

Merkel y Sánchez en la última cumbre europea.

Merkel y Sánchez en la última cumbre europea.

La imagen de España se arrastra por Europa ante la segunda oleada del coronavirus que el Gobierno no ha querido ver. Alemania y la República Checa toman medidas y no son buenas.

En Europa nadie se fia de España. Y mientras este mismo jueves la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, negaba que en nuestro país haya una segunda oleada del Covid, las embajadas europeas en Madrid no parecen tener esa misma opinión, a la vista de los informes que remiten a sus respectivos países.

Este viernes ha sido la canciller de Alemania, Ángela Merkel, la que ha puesto la cara roja a Pedro Sánchez con una tajante decisión. Alemania han concluido que toda España, incluida Baleares, con la única excepción de las Islas Canarias, es una "zona de riesgo" por contagios del nuevo coronavirus, por lo que quienes regresen deberán someterse a una prueba y podrían quedar sujetos a cuarentena, en función de lo que decidan los gobiernos regionales.

La portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania, Maria Adebahr, ya había avanzado este viernes en rueda de prensa que el Ejecutivo de Angela Merkel estaba estudiando emitir una recomendación de no viajar a Baleares debido al descontrol de casos en España.

Fuentes del Gobierno alemán han asegurado que las Islas, popular destino turístico para los alemanes, pasarán a ser una zona de riesgo, al igual que el resto de zonas de España que aún no habían sido incluidas en esta lista. Por ahora solo figuraban Madrid, País Vasco, Aragón, Cataluña y Navarra.

También este viernes, República Checa ha incluido a España, excepto Canarias, en su lista de países de riesgo por coronavirus, lo que implica que los ciudadanos checos que regresen de las zonas estipuladas del país deberán presentar una prueba negativa o someterse a una cuarentena de 14 días, según han informado fuentes próximas al Ministerio de Sanidad checo a la agencia de noticias oficial CTK.

La medida entrará en vigor el 24 de agosto, según la agencia estatal, y se hará oficial a lo largo de este viernes, cuando el Gobierno actualice sus recomendaciones de viaje. El país centroeuropeo ha contabilizado hasta ahora siete turistas checos contagiados de coronavirus en España, cuatro de ellos durante la última semana.

Comenta esta noticia