La prueba de ADN de Julio Iglesias y el detective de Miami

Javier Santos y su abogado Fernando Osuna

Javier Santos y su abogado Fernando Osuna

Un juez valenciano tiene que decidir si la prueba aportada sobre el supuesto ADN del cantante es lícita y puede tenerse en cuenta en la causa de paternidad.

Julio Iglesias toma aire. El Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia ha decidido suspender la vista en la que se iba a analizar la demanda de filiación interpuesta por Javier Sánchez Santos contra el cantante.

La razón es que el tribunal se va a tomar un tiempo para estudiar las cuestiones previas planteadas por la defensa de Julio Iglesias. Por un lado, el juez tiene que decidir si estamos ante una cosa ya juzgada, y por otro si una nueva prueba de ADN aportada por Sánchez Santos es lícita y puede tenerse en cuenta en la causa.

La cita era este jueves a las diez de la mañana y había una gran expectación, a pesar de que el juicio se iba a celebrar a puerta cerrada y sin la presencia del cantante. Según explican las agencias, la vista apenas ha durado una hora y media, y en la misma únicamente ha intervenido el detective que obtuvo el material genético de uno de los hijos del cantante, Julio José Iglesias, para explicar en qué circunstancias lo obtuvo.

Antes de entrar en la vista, Javier Sánchez Santos ha hablado con los periodistas que aguardaban a las puertas de la sala de vistas. El presunto hijo de Iglesias ha manifestado que el mejor regalo que podría hacerle a su madre por su cumpleaños dentro de unos días era el reconocimiento de esa paternidad.

Sin embargo, ha ocurrido lo que el abogado Fernando Osuna esperaba que ocurriera. El abogado valenciano ya anunció que su estrategia se iba a centrar en uno de los principios legales más arraigados del mundo: ninguna persona puede ser juzgada dos veces por la misma causa. "Nosotros mantenemos que el asunto ya está juzgado en varios procedimientos anteriores, en un total de tres: dos en Valencia (1991 y 1992) y uno en Marbella en 2004". El cantante y sus abogados se van a aferrar a esa idea de que sería la cuarta vez que se analiza esta demanda de paternidad en los últimos 28 años. Y su intención es agotar todas las vías legales hasta que la resolución que tome el tribunal en este sentido sea firme.

En el primer procedimiento no se incluyó como demandado al padre legal de Javier Sánchez Santos, como era preceptivo legalmente, por lo que la causa fue sobreseída; y en el segundo se admitió la paternidad de Julio Iglesias en primera instancia, pero posteriormente la Audiencia Provincial revocó esta decisión y, a continuación, el Tribunal Supremo e incluso el Constitucional reforzaron esta resolución. La tercera demanda de paternidad de Javier Sánchez Santos se presentó en Marbella (Málaga) y en esta ocasión el juez consideró que el asunto estaba ya juzgado y no siguió con el proceso.

Otro campo de batalla, además de la cosa ya juzgada, será la licitud de la prueba de ADN aportada por Sánchez Santos y que demuestra que es hijo de Julio Iglesias con un 99% de probabilidades. Para llevar a cabo esa prueba, un detective de Miami utilizó un objeto personal de Julio José Iglesias sin su consentimiento, por lo que no está claro si el juez la admitirá. De hecho, el cantante no había sido citado para este juicio, ya que anteriormente se negó a someterse a esta prueba que validase o confirmase el análisis de ADN que presentó el demandante.

Javier Sánchez, tras suspenderse el juicio sobre la paternidad de Julio Iglesias: "Estoy luchando contra un gigante"

El valenciano Javier Sánchez, que reclama ser reconocido como hijo de Julio Iglesias, ha lamentado a su salida de la Ciudad de la Justicia de Valencia que se haya suspendido la vista en la que debía esclarecerse la supuesta paternidad del cantante. "Estoy luchando contra un gigante", ha dicho Sánchez, que ha subrayado que es "realista" y sabe "al tipo de persona" al que se "enfrenta".

Quedan pues aún muchos capítulos de esta guerra legal.

Comenta esta noticia
Update CMP