22 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los "sorayos" aprovechan el shock general en el PP y disparan primero

De la Serna y Sáenz de Santamaría.

De la Serna y Sáenz de Santamaría.

El círculo de confianza de Sáenz de Santamaría empieza a tomar posiciones, mientras los barones regionales del partido se resisten a tomar partido en público, aunque les será muy difícil.

Los sorayos hacen piña en torno a la exvicepresidenta. Varios de los más cercanos colaboradores de Soraya Sáenz de Santamaría durante sus años en La Moncloa y, antes, en la oposición, han dado un paso al frente en favor de su candidatura.

Y eso es noticia teniendo en cuenta que en estas primeras horas de carrera sucesoria muchos en el PP intentan no tomar partido en público, aunque les será difícil mantenerse así según avancen los días. Con la excepción de los dirigentes del PP de Castilla-La Mancha, volcados con María Dolores de Cospedal.

Los exministros Fátima Báñez y Álvaro Nadal ya han hecho pública su apuesta por Sáenz de Santamaría, como también Íñigo de la Serna, que sonaba como posible candidato (y se lo pensó seriamente). 

Éste último incluso ha convocado este miércoles una rueda de prensa en Santander para renunciar a dar esta batalla y apostar por la exvicepresidenta, generando con ello una nueva polémica en el PP de Cantabria. Un partido ya de por sí fracturado en dos bandos: el de De la Serna y el de la presidenta, María José Sáenz de Buruaga.

También algunos de los más próximos colaboradores de Santamaría durante su etapa en la Vicepresidencia han expresado ya su respaldo expreso a su jefa de filas. Es el caso del exjefe de gabinete de Mariano Rajoy, José Luis Ayllón; del líder del PP vasco, Alfonso Alonso, y del secretario de Justicia, Iñaki Oyarzábal. Todos ellos han acompañado a la candidata a la sede de Génova durante el acto de entrega de sus avales.

Como ha venido contando ESdiario, los barones regionales son quienes más reparos están teniendo a la hora de posicionarse, puesto que ellos están entre la espada y la pared, con unas candidaturas electorales por confeccionar para el año próximo. 

El presidente del PP de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se ha limitado a decir que estarán "todos a uno" con quien gane, sin entrar en favoritos. El de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, tampoco ha querido apostar por nadie. Ni la del PP de la Comunidad Valenciana, Isabel Bonig

En Madrid ha sucedido algo curioso. El PP madrileño se apresuró este martes a pregonar su "neutralidad", pero horas después el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, ha dejado caer que su voto será para Cospedal.

Por ahora ni siquiera el líder de los populares andaluces, Juan Manuel Moreno, ha mostrado sus preferencias, aunque es de sobra conocido que él está con Sáenz de Santamaría. Pero no todo el PP de Andalucía, el más numeroso. 

Comenta esta noticia
Update CMP