24 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Paula Vázquez irrumpe en el Merlosplace con un soberano guantazo a Jorge Javier

Lo de Alfonso Merlos da para un culebrón y ha tenido una derivada increíble en los medios de comunicación y la política. Este episodio lo resume todo.

 

 

Seguimos con el 'Merlosplace' y sus cuestiones colaterales. Por ejemplo, que Jorge Javier Vázquez haya aprovechado para hacerse una campaña de imagen que tiene encantados a una conjunción de 'frikies' de la política en versión izquierda extrema y de aprendices de comentaristas de televisión que sueñan con ser el nuevo Miguel Frigenti.

Ahora resulta que Jorge Javier, rostro promocional de apuestas en televisión, se ha convertido en el nuevo icono "antifascista" por mandar callar a un colaborador y proclamar que su programa es para "rojos y maricones".

Así está el patio y así está el nivel del nuevo referente para cierta izquierda caniche, que diría Juan Manuel de Prada. Esa que hace tiempo abandonó las justas reinvidicaciones de otros tiempos por la ingeniería social, el 'bling bling' y los 'like' en Instagram. Y, en el caso de algunos, por el ansia de empuñar un micro de 'Cazamariposas' o pisar un plató de Mediaset, donde en última instancia manda Silvio Berlusconi.

 

Ha tenido que salir Paula Vázquez al quite para poner un poco de orden y rebajar la euforia de las Colaus (el prime time, señora, es una franja nocturna, no de tarde) y compañía, recordando que 'Sálvame' es el programa "más machista y misógino que existe en la televisión". Lo dice Paula Vázquez, que últimamente no es sospechosa de derechismo y coquetea con Podemos como pocos.

Tampoco lo es Bob Pop, colaborador de Buenafuente que fue uno de los apoyos de las iniciativas electorales de Iñigo Errejón. La alerta temprana de Bob Pop llegó elpasado fin de semana ya, después del aquelarre del programa de La Factoría de la Tele:

"No, no es Deluxe contra el fascismo. El Deluxe lo ha integrado, normalizado, asimilado. Ha convertido a fachas siniestros en personajes cercanos de folletín. Ya no dan miedo; solo risa. Y un poquito de vergüenza ajena". Dicho de otro modo, 'Deluxe' no combate ese presunto fascismo, sino que lo banaliza. Y ponía el dedo en la llaga: "Que sean todos de la escudería Mediaset, eso otro día".

Más críticas

Porque este no es "el fin de la derecha mediática", como pregonaba Jorge Javier. Si acaso, de la que han amparado, y amparan, Telecinco y Cuatro. Por tres programas de Mediaset pasó uno de los miembros de esa "derecha mediática" y en otro tuvieron encaje otros dos representantes de la misma mientras Jorge Javier se erigía en luchador antifascista por pegarle un broncazo a Antonio Montero, con el que luego igual se irá de copas.

El mismo sujeto que se dio mus con la presunta violación de una concursante de 'Gran Hermano'.  Este es el nuevo Jean-Paul Sartre, el nuevo intelectual comprometido. El gran referente de una parte de la izquierda española.  De las barricadas a 'Sálvame'. Ese es el nivel. 

 

 
Comenta esta noticia