13 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP desmonta el apagón sobre Zaldíbar y exige al Gobierno que dé la cara

Urkullu y su consejero socialista de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, en el punto de mira por la gestión del accidente del vertedero.

Urkullu y su consejero socialista de Medio Ambiente, Iñaki Arriola, en el punto de mira por la gestión del accidente del vertedero.

Lleva al Congreso por primera vez el accidente del vertedero, en el que siguen enterrados Joaquín y Alberto, con varias iniciativas sobre el papel de los ejecutivos de Sánchez y Urkullu.

Definitivamente, la pandemia del coronavirus ha sepultado, no solo políticamente si no también desde el punto de vista mediático, la tragedia del vertedero de Zaldíbar. Allí, tras un trágico accidente y una nefasta gestión del Gobierno Vasco -a la que se añade la sonada ausencia del Ejecutivo Central- llevan sepultados casi dos meses Joaquín Beltrán y Alberto Soraluze. Sus cuerpos siguen enterrados entre toneladas de vertidos tóxicos.

Ahora, el PP ha decidido mover ficha para neutralizar el apagón sobre las tareas de rescate en el vertedero de la localidad vizcaína. Su diputada Beatriz Fanjul, ha exigido al Gobierno copia de la carta enviada por el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, al consejero de Medio Ambiente del Gobierno Vasco, Iñaki Arriola, en la que se confirma la excepción recogida in extremis en el articulado del último decreto sobre el cierre total de la actividad económica, para poder continuar con los trabajos de búsqueda de los cuerpos de Alberto y Joaquín.

Como informó ESdiario el pasado día 30 de marzo, el Gobierno ignoró que al paralizar toda la actividad económica "no esencial", frenaba de facto las tareas de rescate en Zaldíbar. Hasta que el consejero Arriola telefoneó a Madrid para advertir de tan tremendo error.

La diputada Fanjul pregunta "cómo valora el Gobierno de España las tareas de desescombro y búsqueda de los cadáveres a la vista de las conversaciones mantenidas y de la misiva remitida".

De igual modo, pregunta también al Gobierno de España "si pondrá a disposición del Gobierno Vasco los medios humanos y técnicos necesarios para acelerar los trabajos de búsqueda de los cadáveres y acabar con el sufrimiento de las familias".

Una iniciativa que llega cuando los dos operarios desaparecidos llevan enterrados la friolera de 57 días.

Comenta esta noticia