25 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Beni insulta a la delegada de las prostitutas: "Tonta, eso no es un trabajo"

Beni y Borrell en La Sexta Noche

Beni y Borrell en La Sexta Noche

El propio Iñaki López tuvo que intervenir para pedir respeto para una delegada "sindical" que apenas pudo explicar qué derechos pedía para "los trabajadores del sexo".

La periodista Elisa Beni, habitualmente renuente a respetar los turnos de palabra y acostumbrada a debatir a voces, superó todos los límites al insultar en La Sexta Noche a Concha Borrell, secretaria general del sindicato OTRAS centrado en los trabajadores del sexo.

El propio moderador del espacio, Iñaki López, tuvo que intervenir para frenar a Beni y advertirla que ese tono insultante era inadmisible, tras varios intentos de que respetar la intervención de la representante de las prostitutas, que apenas pudo hablar sin interrupción unos segundos.

La periodista riojana llamó "tonta" en tono muy desagradable a Borrell y reclamó al presentador, cuando le pedía que permitiera hablar a la otra parte, que no le pusiera a ella "al mismo nivel".

Beni aseguró que la prostitución "no es un trabajo" porque no puede serlo "que te penetren diez tíos por todos los agujeros", y acusó a la delegada sindical de dar clases para aprender a ser prostitutas: "Si eso les decimos a las niñas de EGB que na salida laboral es la prostitución", dijo visiblemente enojada.

Iñaki interviene

En los escasos segundos que tuvo Borrell para explicar su postura, siempre entre interrupciones, exigió a Beni que rectificara la acusación de que ella formaba a menores de edad incluso, una petición que el propio Iñaki López le trasladó a la periodista y que ésta aceptó hacer, a regañadientes y a su manera tras decir primero "Qué voy a retirar, tonta".

Borrell se limitó a decir a continuación que, aunque no le guste a muchas personas, "el trabajo sexual es trabajo" y que su sindicato sólo buscaba que se pudiera desarrollar en las mejores condiciones y los mayores derechos, poniendo como ejemplo a seguir el modelo de Nueva Zelanda.

Comenta esta noticia
Update CMP