23 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El general de Vox estalla durante una tensa entrevista: "¡No diga disparates!"

Fulgencio Coll entró en "Espejo Público" para reiterar su preocupación ante el Gobierno que negocia Sánchez y le salió al paso el periodista de "La Razón" Toni Bolaño, con quien acabó mal.

Fulgencio Coll no se retracta. Se reafirma. El portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Palma y general retirado del Ejército ha vuelto a decirlo con más fuerza después de que la ministra de Defensa le recriminara su actitud: "Sánchez es un problema para la seguridad nacional". 

Coll, que fue jefe del Estado Mayor del Ejército, ha sido entrevistado este viernes en Espejo Público a raíz del artículo que publicó la semana pasada en El Mundo y de la airada reacción de Margarita Robles, que este jueves le invitó a poner por delante de sus opiniones "el respeto a las instituciones" y a no usar el nombre de las Fuerzas Armadas en vano.

La entrevista al concejal de Vox fue subiendo de tono y acabó convirtiéndose en un tenso toma y daca entre éste y el redactor de La Razón, Toni Bolaño

Este último recriminó a Coll que el mensaje que está lanzando es "el mismo que utilizaron los falangistas antes de la Guerra Civil: 'Vamos a salvar a España'". Y le recordó que el presidente en funciones es quien ha ganado las elecciones. 

El general retirado replicó que "otros personajes" -sin especificar- también ganaron en su día elecciones en Europa y llevaron a sus países a "situaciones catastróficas". 

Bolaño vio rápidamente una alusión velada a Adolf Hitler, como también la presentadora, Lorena García, que le pidió no seguir por ahí. "Eso lo ha dicho usted", respondió Coll. 

Acto seguido éste insistió en que si Sánchez sigue dispuesto a pactar con los que "odian a España", su partido debería retirarle la confianza. "Y eso lo decide usted, con quién pacta y con quién no", le cortó el periodista de La Razón. "O sea que usted es partidario de la intervención militar en Cataluña y de detener a miles de personas", continuó.

"¡Por amor de Dios, no diga disparates!", exclamó Coll molesto.

En su comentado artículo en El Mundo, éste escribía: "Los poderes del Estado no deben permitir esta actuación lesiva y proceder a constatar si la conducta del candidato incurre en responsabilidad criminal. Estamos ante un problema de seguridad nacional".  

Comenta esta noticia
Update CMP