21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rossi tiñe de rencor la victoria de Lorenzo y Márquez "vende" al Rey

En una final vibrante y más polémica que nunca el piloto español se alzó con la victoria y con el campeonato. No llegó la sangre al río pero al final las declaraciones dejaron que desear...

A pesar de que las espadas estaban en alto no llegó la sangre al río en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste y el piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) se proclamó campeón del mundo de MotoGP tras lograr la victoria en el Gran Premio de la Comunitat Valenciana, en una prueba en la que el hasta ahora líder de la categoría, el italiano Valentino Rossi (Yamaha), protagonizó una espectacular remontada desde la última hasta la cuarta plaza, que no fue suficiente para amarrar el título.

De esta manera, el balear, de 28 años, suma este campeonato a los conseguidos en 2010 y 2012 en la categoría reina, y releva a Marc Márquez (Repsol Honda), segundo este domingo y que junto a Dani Pedrosa (Repsol Honda), tercero, cuestionó el triunfo del mallorquín en las últimas vueltas. No fue suficiente para evitar las sonoras pitadas que la afición de Rossi le dedicó desde las gradas y que enfadó mucho a Márquez.

Él se defendió asegurando intentó "dar el máximo" pero fue "complicado adelantar" a Lorenzo, y aseguró que no entiende los pitos hacia él porque "que piten a alguien que intenta siempre ganar es un insulto".

Sobre los pitos y abucheos recibidos durante la ceremonia del podio, el catalán cree que debe acostumbrarse a ello. "Es de las primeras veces que me pitan, tendré que acostumbrarme a ello. No sé si la tensión baja o sube. La gente dirá que he hecho segundo a propósito, a mí eso nunca me entra en la cabeza porque siempre doy el máximo", manifestó el piloto de Cervera.

Ajeno a todas estas polémicas Lorenzo se confesó "muy emocionado" y que le dedicó el premio "a la gente que tiene personalidad y no se rinde nunca". Eso sí, se quejó de que hubiera más gente defendiendo a Rossi que a los españoles...

Precisamente Rossi puso la nota negativa a la fiesta cargando al finalizar al carrera contra Márquez y cuestionando la legitimidad de este campeonato: "Ha hecho de guardaespaldas de Lorenzo. Es algo que en nuestro deporte nunca se ha visto y es un final embarazoso".

Por cierto, que Don Juan Carlos (que estuvo presente en Cheste para ver la victoria de Lorenzo) intentó poner paz entre Rossi y Márquez, tal como desveló éste último. El Rey emérito no dudó en interceder entre los pilotos dirigiéndose a Márquez antes del inicio de la carrera. "El Rey me ha dicho que le dé la mano a Rossi pero le he dicho que no hace falta", comentó el piloto de Honda entre risas en Telecinco.

Comenta esta noticia
Update CMP