16 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
ADJUNTA AL DIRECTOR ELY DEL VALLE

Aprende a vivir sin estrés

Aprovecha el relax de las vacaciones para seguir bien todo el invierno

Ahora que regresamos relajados de las vacaciones, es un momento perfecto para aprender unas técnicas que nos permitan mantener el estrés a raya y, de esta manera, afrontar la vuelta al trabajo y a la rutina de una manera relajada y positiva. Te enseñamos cómo hacerlo.

En primer lugar, es importante desarrollar una serie de estrategias para identificar el estrés y así saber cuando nos está afectando. Por ejemplo, ser conscientes de las propias limitaciones y no asumir responsabilidades que no se está seguro de poder cumplir; establecer un criterio de prioridades a la hora de afrontar las obligaciones y los retos que le esperan a uno; mantener una actitud positiva ante la vida; desarrollar una comunicación fluida con los demás; dormir el tiempo necesario para descansar; hacer ejercicio regularmente; y seguir una dieta equilibrada.

A la hora de afrontar el estrés, el consejo más importante es el de saber parar para relajarse, reflexionar sobre las causas de esa situación y serenarse para tomar decisiones o cambiar actitudes que permitan reducir su impacto.

Es fundamental aprender a disfrutar de los momentos buenos de la vida como salir con los amigos, hacer un viaje, ir al cine o realizar una actividad de ocio. Así mismo, es necesario hacer ejercicio físico para liberar la tensión y quemar la energía generada por el aumento de adrenalina, noradrenalina y cortisol que se genera con el estrés. Al finalizar, se obtendrá un estado de relajamiento que alejará las preocupaciones.

La alimentación tiene un papel fundamental. Es necesario evitar las bebidas excitantes que elevan la tensión nerviosa y comer saludablemente y sin prisas, masticando lentamente y evitando comidas copiosas, de difícil digestión y especiadas.

Por último, no te olvides de descansar suficientemente: el sueño siempre es reparador cuando una persona se enfrenta a una situación de estrés, por lo que es necesario mantener una adecuada higiene del sueño, cenando una hora antes de irse a dormir, manteniendo las condiciones de oscuridad y temperatura adecuadas en la habitación y no realizando ninguna otra actividad en la cama, como leer o ver la televisión.

Comenta esta noticia
Update CMP