Ribó reúne a la desesperada a la Policía, harta del edil estrella de Compromís

Joan Ribó (centro), el concejal  Giuseppe Grezzi (derecha), y el gerente de la EMT, Josep Enric García Alemany, en una foto de archivo.

Joan Ribó (centro), el concejal Giuseppe Grezzi (derecha), y el gerente de la EMT, Josep Enric García Alemany, en una foto de archivo.

Los cinco sindicatos de la Policía habían convocado rueda de prensa para pedir amparo al alcalde frente a su concejal de Movilidad, pero ha sido anulada a petición de Ribó.

 

La relación entre el concejal de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Valencia, Giuseppe Grezzi, y la Policía Local de Valencia es mala. No hay más que repasar la entrevista de ESdiarioCV con la concejal de Protección Ciudadana, la socialista Anaïs Menguzzato, en la que la edil decía, sin abandonar la mesura y la educación, que “la movilidad no es sólo una cosa del señor Grezzi, es una cuestión del gobierno (…) cuando uno trata de imponer las medidas de alguna manera, pues como ocurrió en el tema de prohibir aparcar en el carril-bus con lo que nosotros no estábamos de acuerdo y que con el tiempo se ha visto que no era una buena medida … (…) el problema en muchas ocasiones creo que han sido las formas”. Una entrevista que escoció mucho en las filas de Compromís, coalición en la que milita Grezzi. A partir de ahí las cosas fueron a peor, hasta crearle un auténtico problema a Joan Ribó que el alcalde aún no ha sabido resolver y que está intentandosolucionar in extremis  ahora que ha visto las instrucciones anti-Grezzi de la concejalía de Menguzzato y la reacción unánime de los sindicatos. 

Y es que todos los sindicatos con representación en la Policía Local, CC OO, UGT, CSIF, STAS-IV y SPPLB, tenían previsto celebrar a las 10:30 horas de hoy una rueda de prensa por los problemas del concejal de Movilidad con el cuerpo de la Policía Local. Pero se ha producido un cambio de último momento y la rueda de prensa ha sido reemplazada por una reunión urgente con el alcalde de Valencia, Joan Ribó, a petición de los sindicatos, para tratar las injerencias del edil Giuseppe Grezzi, ante algunas decisiones de los agentes prácticamente desde el principio del mandato.

La última fue esta misma semana, en la plaza del Ayuntamiento, cuando dos agentes se personaron tras recibir quejas vecinales por el volumen del equipo de un músico callejero que no llevaba documentación ni permiso de ocupación y había sido intervenido en varias ocasiones. En ese momento apareció Grezzi pidiendo explicaciones a voces e intentando grabar la actuación policial, incluso animó a los viandantes a oponerse a la intervención de los agentes.

Esta situación hizo que se publicara una instrucción firmada por la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menguzzato, y el jefe del Cuerpo, José Serrano, y leída a todos los agentes en el inicio del turno titulada "Injerencias en las legítimas actuaciones de la Policía Local". En ella se detallaba el procedimiento que debían seguir los policías para evitar las "injerencias" como la comunicación que deben hacer a la Sala del 092, el apoyo de otras unidades y decirlo de manera inmediata a sus mandos, para que hagan llegar la información al jefe del Cuerpo y la concejala de Protección Ciudadana.

Los sindicatos están hartos de que Grezzi se atribuya competencias y funciones impropias, y el alcalde de la ciudad de Valencia se ha visto obligado a tomar cartas en el asunto e intentar atajar el problema ante la tesitura sobre la que le ha puesto su concejal más polémico, especialmente, con sus socios de gobierno del PSPV y teniendo tan cerca los próximos comicios electorales municipales. 

Las órdenes de gestión de la compañera de gobierno Anaïs Menguzzato en su ámbito de competencias con la Policía Local, parece haber puesto nervioso a Joan Ribó, pues no es la primera vez que el concejal Grezzi ha puesto en varias ocasiones en duda el trabajo del cuerpo municipal en lo referente a otras cuestiones como el tráfico, el carril bici o los coches mal aparcados.

 

Comenta esta noticia
Update CMP