21 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La desesperación hace que María Teresa Campos cometa un gravísimo error

La tristeza de María Teresa Campos

La tristeza de María Teresa Campos

La veterana comunicadora está nerviosa. Las cosas no están saliendo como esperaba tras firmar un contrato de larga colaboración con Telecinco. Pasan los días y los nervios se la comen.



María Teresa Campos lleva unos meses complicados. En lo personal, atraviesa un buen momento junto a Bigote Arrocet. En cuanto a sus hijas, no puede pedir más. Tanto Terelu como Carmen se desviven por ella. No la dejan ni a sol ni a sombra. La suya es una actitud protectora que tiene como misión salvaguardar la tranquilidad de la matriarca de la saga.

Fue el año pasado cuando la querida comunicadora sufrió un ictus que hizo temer lo peor. Sin embargo, todo quedó en nada y no arrastra secuelas. Hace ya unos días, tuvo que ser ingresada de urgencia debido a una suboclusión intestinal que hizo que pasara por el quirófano. Tras recibir el alta, María Teresa Campos atendió a los medios y se sinceró.

“A mí no me gustaría que ahora quedase como que María Teresa es la enferma permanente. Son circunstancias de la vida. Tengo buena salud, y, claro, pasa el tiempo y a todos nos ocurren cosas, pero las mías suenan más que las del resto”, explicó la presentadora ante los periodistas que cubrían su salida del centro hospitalario.

El hecho de que María Teresa firmara un contrato de larga duración con Telecinco despertó la alegría en Las Campos. Sin embargo, con el paso del tiempo, no se han cumplido las expectativas de la madre ni de las hijas. Si en un principio Teresa creyó que pronto tendría su propio programa, la realidad le ha hecho ver lo contrario.

María Teresa Campos en tiempos revueltos

Y ahí va una prueba de lo que está sufriendo al comprobar que su regreso a la pequeña pantalla se pospone sine die. María Teresa se ha dejado llevar por la desesperación y en intervención telefónica con Sálvame, una vez concluidos los prolegómenos que mandan los cánones, ha expresado: “También he llamado para decir que estoy muy enfadada porque no habéis sido capaces de esperarme y me habéis quitado el puesto de la defensora de la audiencia”.

Lo explicado en el párrafo anterior podría tomarse a broma si anteriormente Terelu no hubiera expresado que su madre está perfectamente y que a ver si le dan un programa. Esto indica que María Teresa cada vez ve más lejos su regreso a Telecinco. De hecho, que Carlos Lozano la haya sustituido como defensora de la audiencia no le ha hecho ninguna gracia, así se encargó de hacérselo saber al presentador Carmen Borrego tirando a dar.

Visto lo visto, María Teresa ya se conforma con volver a Sálvame. Tiene ganas de ponerse ante las cámaras. La verdad es que está estupenda y mantiene viva la sagacidad que la hizo encaramarse al pódium de las grandes comunicadoras. Sin embargo, el tramo final de su carrera está siendo doloroso. Jamás pensó que llegarían tiempos tan adversos. Creyó que todo estaba olvidado pero se equivocó la paloma, se equivocaba.

Comenta esta noticia
Update CMP