13 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El delirio de Quim Torra y los CDR no evita el ridículo independentista el 1-O

Torra y su Gobierno, en un patio de la Generalitat lanzando arengas contra España este 1-O

Torra y su Gobierno, en un patio de la Generalitat lanzando arengas contra España este 1-O

A la espera de la "gran manifestación", el segundo aniversario del referéndum ilegal deja en evidencia la soledad de la Generalitat y la marginalidad de los violentos CDR.

Mucho ruido y pocas nueces. El viejo aforismo, tan español, resume paradójicamente muy bien el estrepitoso ridículo del 1-O, saldado hasta ahora con palabras y bravatas grandilocuentes y discreto impacto en la vida cotidiana de Cataluña.

A esa frialdad de una calle probablemente agotada de tanto desafío, se le contrapone el artificial melodramatismo de la Generalitat en el segundo aniversario del referéndum ilegal, resumido en una breve intervención matutina de Quim Torra:

"El Govern de la Generalitat se compromete a avanzar sin excusas hacia la república catalana para que sea una realidad y a persistir hasta conseguir la libertad de los presos políticos y el retorno de las personas exiliadas", dijo, apenas unos minutos antes de que su vicepresidente, Pere Aragonés, se pusiera igual de solemne: "El espíritu del 1-O es el espíritu con el que tendremos que encarar los próximos meses".

 

Lo más curioso, o grave, es que las bravatas de los dos cargos institucionales se hicieron desde la sede de la Generalitat, cuya existencia se debe a la misma Constitución que se saltan el presidente y el vicepresidente protegidos por ella.

Nuevo uso abusivo de las instituciones

El Pati dels Tarongers del Palau de la Generalitat de Catalunya ha sido el escenario de ese aquelarre de baja intensidad, bajo un lema muy nacionalista, siempre tendente a la mística y a la épica: el Compromiso del Primero de Octubre . precedida por una alfombra roja al fugado Carles Puigdemont en la emisora pública, Catalunya Radio, verdadero altavoz del procés.

Pero algo parece haberse roto en este flanco del soberanismo, superado por el "exilio" de su patriarca, la falta de liderazgo de su sucesor Torra y la ascendencia de ERC, verdadero catalizador del movimiento y al menos ahora más cauta en sus pretensiones: no renuncian a ellas, pero han declinado el choque directo que el Molt Honorable anuncia cada día.

 

CDR en Gerona por el 1-O

Aunque a la hora de la verdad, esas arengas no movilizan casi ni a los CDR. Los otros protagonistas de la jornada que culminará a las 19:00h con una gran manifestación y dos horas después con una concentración en el santuario penitenciario de Lledoners.

Normalidad pese a los CDR

La normalidad en las carreteras, estaciones del tren y autobuses, alterada en el pasado con suma agresividad por los radicales, contrastaba con los mensajes que esparcían en las redes sociales, entre amenazantes y despectivos. Pero llegado el momento, sus gritos caían en vacío.

Nadie les secundaba y apenas medio centenar de jóvenes agitados se concentraba en sedes oficiales para chillar frases de este tenor: "El Estado actúa como una bestia malherida, dispuesta a atacar ferozmente todo". Pero miraban atrás, y estaban casi solos.

Comenta esta noticia
Update CMP