22 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Otra chapuza sanitaria de Page amenaza al crucial servicio de ambulancias

Vehículos averiados, accidentes, falta de mantenimiento e indignación. El servicio de ambulancias de Castilla-La Mancha hace aguas y el presidente mira para otro lado.

"Si no pagan por adelantado, no vamos". Ésa fue la respuesta que esta misma semana pasada recibió un profesional de las ambulancias de Castilla-La Mancha cuando, en pleno servicio cerca de Cogolludo (Guadalajara), el vehículo murió. No querían ni enviarle una simple grúa para que, al menos, se la llevaran al taller.

"Hay que pagarla en metálico porque esa ambulancia lleva ya tres averías desde enero y eso es porque tiene un mal mantenimiento", le contaron al perplejo sanitario, que tuvo que esperar horas tirado en la carretera a que le dieran una solución.

 

Podía ser una excepción, pero es la norma en un servicio crucial para los ciudadanos que, con García Page en la presidencia, falla más que una escopeta de ferias sin que el Gobierno autonómico haga nada. "Hemos llegado a tener hasta cinco accidentes en solo dos días", explican fuentes laborales, agotadas por el esfuerzo diario y la mala calidad de un servicio decisivo en una Comunidad ancha, con amplias zonas rurales y una pléyade de pequeños pueblos que jalonan la compleja georgrafía castellanomanchega.

"Va a ocurrir una desgracia", apuntan antes de anunciar su siguiente paso, presos de la desesperación y de la falta de respuestas institucionales. "Esto no puede aguantarse más, vamos a solicitar permiso para iniciar una huelga en septiembre", apuntan.

 

El deplorable estado de una de las ambulancias en servicio

 

Muchos problemas sanitarios

No es la primera laguna sanitaria de la 'era Page', que instigaba en el pasado grandes polémicas contra el Gobierno de Cospedal por problemas insignificantes a los que ahora suceden con él en el toledano palacio de Fuensalida. El caso más escandaloso, revelado el pasado mes de mayo por Esdiario, tuvo por protagonista a una niña de Alovera con un 99% de dependencia.

La historia es tremenda. Iriana es una niña de 4 años que nació con el síndrome FoxG1, una extrañísima enfermedad neurológica de la que ella es el caso único enCastilla- La Mancha. Y en toda España sólo hay seis ejemplos más de una terrible patología que, en su caso, le provoca una incapacidad del 99%, constantes ingresos hospitalarios y una vida consagrada a su cuidado por parte de su madre, Pura García, residente en Alovera (Guadalajara).

Su infortunio no termina ahí. Además del enorme problema sanitario, la familia de Irene se enfrenta a uno económico que asume, a duras penas, sin ninguna ayuda: son unos 500 euros mensuales en distinto material médico y farmacéutico imprescindible para atender a la pequeña en sus múltiples necesidades. 

A presumir mientras

Pues bien, para rematar el drama, el Gobierno de Castilla-La Mancha, presidido por Emiliano García Page, se ha negado en redondo a concederle la ayuda económica imprescindible para sufragar esos cuidados. A más inri, lo ha hecho mientras presumía de aprobar una Ley de Discapacidad, con el apoyo de todos los grupos políticos, en una sesión de las Cortes celebrada este jueves en la que no han faltado frases grandilocuentes.

"Tomé la decisión personal y política de proponer que algo había que hacer", explicaba Page tras la aprobación de una ley que, según dijo, procede de haber escuchado a los afectados: "Me caló en la cabeza".

 

En primer lugar, la carta desesperada de la madre de Irene pidiendo ayuda; las otras tres son la fría respuesta negándosela de la Sanidad de Page.

 

No menos entusiástica fue la titular de la cartera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, que no tuvo recato en valorar la novedad legislativa como un hito que marcará "un antes y un después" en toda España.  "A través de esta ley, pionera en toda España, se dará protección y apoyo garantizado a las personas con discapacidad y tranquilidad a las familias", aseguraba la consejera.

La realidad, más allá de los titulares, es bien distinta, al menos para esta familia de Alovera. Según la documentación a la que ha accedido ESdiario, el mismo Gobierno que presume de sensibilidad hacia este sector rechazó reintegrarle apenas 4.000 euros a la madre de Iriana, que había pedido ayuda a la desesperada para poder seguir atendiendo a su pequeña.

 

Casos reales de niños afectados por el síndrome FoxG1, el de la pequeña de Alovera

 

En una resolución fechada en abril de este año, hace apenas un mes, el Sescam de la consejería de Sanida dde Castilla-La Mancha dedica tres folios a desestimar la desesperada petición de ayuda de esta madre, perfectamente justificada con arreglo a la patología de la pequeña y el consumo de distintos tratamientos, todos ellos precisados en su escrito y aceptados como ciertos por la misma delegación sanitaria que, a continuación, rechaza el abono de manera fría.

La autopromoción

"Llevamos así varios años haciendo como buenamente podemos (para afrontar) esos gastos", explica Pura García Gamo en un tono desolado que, sin embargo, no le sirvió para nada, al menos hasta ahora. "Desestimar su solicitud de reintegro de gastos". Ésa fue toda la respuesta recibida, mientras Page ultimaba ya su campaña de promoción para atender a personas en el estado de la olvidada Iriana.

¿Plazas amañadas?

Y ahí no queda la cosa en el controvertido ámbito sanitario, repleto de sospechas, lagunas y protestas ciudadans y laborales. 

Filtraciones de exámenes, exclusiones en masa de aspirantes y puestos adjudicados bajo la sombra del dedazo componen un paisaje de sospechas que rebela ya a cientos de personas y que, en algunos de sus episodios, está ya bajo la lupa de la Fiscalía.

En al menos tres casos, con cientos de personas afectadas, hay sospechas de anomalías, filtraciones y dedazos

 El malestar en el colectivo de los opositores castellano-manchegos va creciendo semana a semana, tras el goteo de escándalos vinculados a los procesos selectivos que organiza la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

El último caso tiene que ver con las oposiciones en la especialidad de médico de urgencias hospitalarias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha en las que, tras salir publicadas las calificaciones de la primera prueba del proceso selectivo, la persona que obtuvo la mejor calificación –con 65 puntos- curiosamente es el actual director médico del Hospital de Alcázar de San Juan (Ciudad Real), Lucas Salcedo Jódar. Dicha calificación dista 15 puntos de la segunda mejor calificación, que es de 50 puntos.

Cabe recordar que el cargo de director médico es un puesto otorgado a dedo que depende, directamente, del Gobierno de Emiliano García-Page y, además, se da la circunstancia de que lleva al menos tres años sin ejercer práctica médicaasistencial y, anteriormente, éste tenía una plaza de interinidad, que al ocupar el puesto de director médico perdía.

Pero éste no es un caso aislado, puesto que el examen de oposiciones a Matronadel Servicio de Salud de Castilla-La Manchase también cuenta con la sospecha y la duda entre los aspirantes al mismo. Así, tras realizarse un examen con 100 preguntas, en el primer listado provisional se anularon dos preguntas y, además,  tras conocer la plantilla definitiva de este proceso selectivo, se puede observar cómo se han anulado 14 preguntas y ha habido un cambio en una de las respuestas.

El propio Sindicato de Matronas Españolas ha calificado de "vergonzoso" todo el proceso y asegura, en un incendiario comunicado público, que tiene en su posesión denuncias relacionadas con el propio "contenido" del examen.

Una filtración escandalosa

Además de esto, se da el caso de que también el examen de oposiciones a Médico de Familia del Sescam se ha visto salpicado por el escándalo con la filtración del examen; un hecho que investiga la Fiscalía.

A pesar de que el director general de Recursos Humanos del Sescam, Íñigo Cortázar, anunció la presentación de una denuncia ante la Fiscalía por una posible filtración en dichos exámenes que se celebraron el día 8 de abril, -puesto que la persona que obtuvo la mayor puntuación sacó 23 puntos más que la segunda-, lo cierto es que resulta extraño el hecho de que sea el propio Sescam quien acuda a la Fiscalía, cuando los responsables de esta convocatoria son ellos mismos.

Como consecuencia de esta denuncia, han quedado suspendidas las oposiciones a Médico de Familia; una convocatoria a la que se presentaron 924 aspirantes y que optaban a 40 plazas de turno libre y 8 de promoción interna.

 

El PP castellano-manchego se ha personado en la causa abierta en relación con este asunto y, además de ello, los populares han presentado tres solicitudes de comparecencia en las Cortes regionales: la primera de ellas, pidiendo la comparecencia urgente en Pleno del consejero de Sanidad sobre la posible filtración del examen a médico de familia del SESCAM.

La segunda, reclamando la comparecencia del consejero de Hacienda y Administraciones Públicas para hablar de todos los exámenes de oposiciones que dependen de la Junta y que están pendientes; y la tercera, pidiendo la comparecencia en comisión del propio consejero de Sanidad para abordar el tema de las oposiciones del SESCAM, pero aún no se ha recibido respuesta alguna por parte del Ejecutivo de García-Page para dar explicaciones sobre este asunto.

También en Educación

Lo mismo ha ocurrido en el área de Educación, donde las oposiciones a Inspección de Educación también se han visto involucradas en un nuevo conflicto, puesto que la que fuera consejera del ramo de García-Page, Reyes Estévez, se presenta a estas oposiciones y se da la circunstancia de que el presidente del Tribunal, Teófilo Harraiz Aragones, es el inspector general de Educación porque así fue nombrado en su día precisamente por dicha exconsejera.

En Castilla-La Mancha hay la mitad de médicos que en Madrid o Aragón: sus cifras son como las de Ceuta y Melilla

El malestar en el resto de opositores es más que evidente, puesto que el presidente del tribunal de oposiciones fue nombrado directamente por una de las opositoras que aspira a la plaza.

Muy pocos recursos

La controversia sanitaria coincide con la difusión de otros datos demoledoresdesde el Instituto Nacional de Estadística que demuestran que en Castilla-La Mancha hay la mitad de médicos que en Madrid o que en Aragón, por citar dos comunidades.

Y ello pese a que el número de profesionales sanitarios creció en toda España un 2.4% en 2017, hasta alcanzar casi 254.000 efectivos. Pese a esa tendencia, en la Comunidad de Page la ratio es muy reducida, inferior incluso a la de Andalucía y muy similar a las de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. En todos estos casos, hay menos de cuatro médicos por cada mil habitantes.

Comenta esta noticia
Update CMP