El comienzo del curso arrastra demasiados deberes pendientes

Vacantes por cubrir, impagos a centros, exceso de burocracia, reducción de horario lectivo en Secundaria, pacto por la educación...las asignaturas a aprobar por la Administración se acumulan

En el comienzo del nuevo curso escolar, nos vienen a la cabeza todos aquellos aspectos que pudieron ser y no lo han sido. Y cómo no decirlo también, los que han podido llegar a ser una realidad, gracias a la insistencia histórica de CSIF, como es el concursillo, aunque no se quiera pronunciar esta palabra en algunos ámbitos. Sí que es verdad que debe de mejorarse y perfeccionarse, al igual que pasa con la implantada Jornada Continua. Además del aumento de las retribuciones (plasmada en la nómina de julio, retroactiva desde enero), gracias a la firma de CSIF a nivel nacional.


Pero, lamentablemente quedan vacantes por cubrir en este inicio de curso -teniendo que recurrir in extremis a las adjudicaciones exprés-, impagos a los centros, excesiva burocracia a los centros y en particular a los docentes…tampoco hemos asistido a la vuelta a las 18 horas en Secundaria, la existencia de barracones (ahora llamados aulas provisionales), el establecimiento justo de ratios, etc.

También quedan en el aire cuestiones como las evaluaciones finales de la LOMCE de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, de tal manera que al inicio de curso, los docentes aún no saben cómo se va a dar el título a estos alumnos. Y es que, todavía está vigente el RD de recortes, unido a la falta de negociación en nuestra comunidad, como por ejemplo para la reducción del horario lectivo. No será por nuestra insistencia a nivel sindical en la Comunidad Valenciana.
Durante este curso, en el que seguro que estará la LOMCE en el punto de mira, sería importante volver a intentar un pacto por la educación a nivel nacional, en el que estén implicados todos los agentes sociales, administraciones y partidos políticos, y del que surja el deseado Estatuto Docente, y en el que se contemplen todos los aspectos laborales, de forma general para todos los docentes.
Un curso en el que se van a realizar las elecciones sindicales, que como cada cuatro años tienen lugar, y en las que deseo que por la pluralidad sindical y por mejora de la educación en nuestra comunidad, nos conduzcan a volver a tener representación sindical en las mesas de negociación de nuestra Conselleria de Educación.

Por lo demás, me quedo con el recuerdo de mi hijo de 7 años que, todos los días del mes de agosto, me preguntaba cuánto faltaba para que empezara el cole, y me recordaba las ganas que tenía de volver a ir. Esto me hace recapacitar y confirmar lo que siempre he pensado de la Escuela Pública:  que tenemos a los mejores profesionales. Creo fielmente en ella.
Por lo tanto, una vez más mi agradecimiento a todos los docentes, y desearles que tengan un buen curso.

* Presidente de Educación del sindicato CSIF en la Comunidad Valenciana

Comenta esta noticia
Update CMP