18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La verdadera historia de por qué Carmena no renuncia de repente a ser alcaldesa

¿Tiene opciones Carmena de quedarse al final como alcaldesa? Ella misma sabe la respuesta: ninguna. Pero tiene un Plan B, con Errejón al frente y Pablo Iglesias como víctima.

 

 

 

Nada más finalizar el escrutinio, Manuela Carmena supo que no volvería a ser alcaldesa, hasta el punto de decirlo en público sin ningún empacho: los carmenitas más devotos vieron en ello un gesto casi místico, pese a que no era más que la inevitable traducción del resultado electoral adverso.

Roto su sueño de ser la nueva Tierno Galván, la exjueza recogió los bártulos allí mismo y anunció lo que no era ni siquiera un secreto: se iría del Ayuntamiento en cuanto se formara la Corporación.

Fin de la historia... hasta que, de repente, ha resucitado para  decir, a lo Gabilondo, que ni flowers de renunciar a su investidura, que apurará sus opciones hasta el último momento y que, si fracasa el entendimiento entre PP, Cs y Vox, allí está ella para echarse de nuevo a Madrid a la espalda.

Incluso los carmenielers más fervorosos, apenas un centenar, organizaron una manifestación en Cibeles este sábado para pedir su continuidad, como si ella y ellos estuvieran por encima del bien, del mal... y de las urnas.

 

¿A qué viene ese cambio de postura? ¿Tiene opciones realmente de mantenerse de regidora? La respuesta a la segunda pregunta es negativa: no tiene la más mínima, como tampoco la tiene Gabilondo, que en sus círculos más cercanos ya ha dicho que, probablemente, se vuelva a su cátedra de Metafísica en la Autónoma cuando la Asamblea de Madrid se ponga en marcha de nuevo.

¿A qué obedece ese cambio, entonces? La solución al enigma tiene un nombre: Íñigo Errejón. El rostro más visible que le quedará a Más Madrid cuando Carmena se retire en su coqueto chalet de una de las zonas más nobles de Madrid, a la vera de su buena amiga Cristina Almeida, tiene un plan. Y para ponerlo en marcha, necesita mantener la tensión electoral el mayor tiempo posible.

Más España

Se trata de convertir su partido en "Más España" y de sustituir con esa marca a Podemos, aprovechando el estrepitoso fracaso de su camarada Pablo Iglesias, la estampida de cargos y el deterioro de una marca cuyo hundimiento comenzó en Galapagar pero culminó con la puñalada de Errejón y la propia Carmena a Pablo Iglesias.

El nuevo Podemos 3.0 es el sueño que acaricia el líder in péctore de Más Madrid, y para resaltar su relevancia frente a un Podemos en caída libre, necesita que se visualice el antagonismo entre ambos: unos pelean por la capital del reino de España, otros no saben cómo parar una sangría ya casi letal.

Pero todos saben que Carmena no será alcaldesa y que su anuncio es el último favor que le hará a la causa que ella misma lanzó para poner un clavo en el ataúd de Iglesias, aquel joven que la fichó y que ahora padece como nadie el zarpazo de la alcaldesa. Morir matando, ésa es la cuestión, y dejarle un aceptable ajuar al nieto Íñigo.

Comenta esta noticia
Update CMP