Isabel Bonig "sale" con Aznar y Rajoy a la vez

La presidenta del PPCV se ha visto en tres días con los dos ex-presidentes populares del Gobierno. Y eso ha llamado la atención de muchos.

La casi siempre animosa presidenta de los populares valencianos está pasando unos días complicados. El aniversario el pasado viernes del fallecimiento de Rita Barberá supone sin duda un recuerdo doloroso para Bonig.

Primero porque ella misma pidió que la entonces senadora Barberá se apartara de la vida pública cuando arreciaba el Caso Taula, a pesar de que la fallecida política había sido la mentora de la castellonense cuando hubo que relevar a Alberto Fabra de la presidencia del partido tras las derrotas electorales de 2015.

Y segundo, por las críticas internas a la ausencia de suficientes manifestaciones públicas de reivindicación del legado de la exalcaldesa, como la del portavoz europeo Esteban González Pons en Twitter.

Ese mismo día, el pasado viernes, Bonig empezaba a reconciliarse con el pasado de su partido acudiendo a un homenaje que a Mariano Rajoy en San Juan, Alicante, en forma de premio del PP local por la defensa de la Constitución del ex-presidente. Para el alter ego de Bonig, la alicantina Eva Ortiz, el recuerdo a Barberá durante ese acto era muestra suficiente de recuerdo a la exalcaldesa.

Pero a Bonig le quedaba aún otra página del pasado por pasar. Por eso este lunes ha vuelto a salir con un ex-presidente. La lideresa sí ha estado esta vez presente en una nueva aparición de José María Aznar en un acto de FAES en Valencia. Antes no iba. Dice que porque no le invitaban.

Bonig, que se mantuvo oficialmente neutral en el congreso nacional de su partido en el que salió elegido Pablo Casado, dejó sin embargo que toda su cúpula, con Eva Ortiz a la cabeza, hiciera campaña por la candidata perdedora, Soraya Sáenz de Santamaría, hija política de Rajoy.

Pero el caso es que Casado es a su vez hijo político de Aznar, en cuyas visitas a Valencia Bonig no solía prodigarse. Por eso ahora todo el mundo ha interpretado que el cambio de actitud de la presidenta del PPCV ha sido más buscando llevarse bien con el actual presidente nacional de su partido que por haber sido formalmente invitada al acto. La candidata de los populares a la Generalitat afirma mantener una buena relación con Francisco Camps, Alberto Fabra, Eduardo Zaplana, José María Aznar y Mariano Rajoy.  

Comenta esta noticia
Update CMP