21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Escándalo: la otra cara del presentador de Cuatro incendia los foros policiales

El hombre que ama a los perros en la cadena de Mediaset pero odia a las personas en la vida real tiene un historial de apología de la violencia, desacato a la autoridad y desafío a la ley.

Este miércoles Cuatro estrenó a bombo y platillo su nuevo y crudo docureality con el objetivo de defender a los animales y concienciar a la audiencia contra los que los maltratan.

Con un aceptable 10% de cuota que lo situó como segunda opción de la noche, la cadena de Mediaset estrenó el formato comandado por Javier García Roche, El Chatarrero, como un canto contra la crueldad y una defensa a ultranza de los animales. Un formato dirigido a concienciar al público con la no violencia contra los animales y acabar con la peor versión de los seres humanos: "las verdaderas bestias", relata en su web.

De ahí que echara mano de El Chatarrero para que trasladara la lucha animalista que mantiene en las redes sociales a la televisión.

Algo que no ha hecho demasiada gracia en los foros policiales donde García Roche es un viejo conocido y no precisamente por sus actos altruistas y su bonhomía. Las redes están plagadas de vídeos y comentarios suyos que dejan bastante que desear sobre su respeto a la ley... y a los agentes que la representan.

El hombre que ama a los perros pero odia a las personas ha dejado cientos de rastros en los mares de Internet haciendo apología de la violencia. De ahí que en foros policiales estén que trinen con que un programa que en principio se considera de servicio público y quiere concienciar sobre el daño a los animales haya echado mano de un personaje famoso por presumir en Internet de conducir excediendo los límites de velocidad y librarse de la multa: "A ver si aprenden los putos mossos de los picoletos, que me han pillado a 300 por hora casi y se han echado el rollo porque han entendido la situación".

No sólo era famoso por este tipo de desmanes y desafíos a la autoridad. El Chatarrero que ahora intenta concienciar a los telespectadores desde Cuatro ha copado titulares por entrenar a jóvenes de Barcelona y organizar combates sin reglas primero en su Chatarrería luego en un gimnasio en Sant Adriá para evitar problemas. Su particular "club de la lucha" con chicos de extrarradio y bordeando, de nuevo, los límites de la ley.

Por no hablar de sus constantes referencias en redes a ACAB, acrónimo de la frase inglesa de All cops are bastards que en español significa "Todos los policías son unos bastardos" y sus ataques a los agentes de la ley, sus faltas de respeto a las mujeres y sus polémicas defensas de delincuentes abatidos por las fuerzas de seguridad. 

 

 

 
Comenta esta noticia
Update CMP