21 de octubre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La CNN ridiculiza a TV3 destapando su manipulación en la manifestación del 8-O

Las calles de Barcelona se han llenado, pese a las mentiras de TV3.

Las calles de Barcelona se han llenado, pese a las mentiras de TV3.

Decenas de miles de personas llenan las calles de Barcelona en la manifestación que "entierra" el independentismo. Indignación general por las burdas mentiras de la televisión catalana.

De los cinco canales públicos de la televisión pública catalana, TV3, tan solo el de las noticias 24 horas ha tenido un "hueco" para la histórica manifestación de Barcelona, convocada por Societat Civil Catalana y que ha cosechado un rotundo éxito. Decenas de miles de personas -si atendemos a otras mediciones en citas nacionalistas como la Diada se puede cifrar en un millón- han acudido a la convocatoria bajo el lema ¡Basta! Recuperemos el 'seny'", una cita que, como ha dicho la ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, "pone fin al independentismo".

La plaza Urquinaona, punto de salida de la marcha convocada por la Sociedad Civil a las 12.00 horas, empezaba a llenarse ya sobre las 10.30 con manifestantes que exhibían multitud de banderas españolas y senyeres, mientras se coreaban lemas como "Puigdemont a prisión", "Yo soy español" o "viva España, viva Cataluña y viva la Guardia Civil".

A las diez de la mañana, cientos de personas convocadas por asociaciones contrarias a la independencia de Cataluña se han concentrado también frente al cuartel de la Guardia Civil de Travessera de Gràcia para agradecer a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado su actuación para impedir el referéndum del 1 de octubre, suspendido por el Tribunal Constitucional.

Pero todo el protagonismo en los momentos de la manifestación se lo ha llevado la televisión pública catalana, TV3 -que pagan todos los catalanes y españoles con sus impuestos- y que, una vez más, se ha puesto al servicio del independentismo con su potente maquinaria propagandística. Desde la televisión catalana se ha transmitido, sin pudor aparente, a los televidentes que la manifestación estaba organizada por la Falange y en nombre de José Antonio Primo de Rivera.

TV3 ha repetido insistentemente  imágenes de Albert Rivera y Xavier García Albiol, presentes en la concentración, para politizar una cita que parte de Societat Civil y otras 50 organizaciones.

En un discreto despliegue, la televisión ha birlado a los espectadores planos generales para evitar dar una dimensión real del poder de convocatoria y asistencia a la manifestación. En su lugar, emitían imágenes de ancianos y "personas feas", como están denunciando a ESdiario y a otros medios de comunicación los televidentes, con insistentes planos de agentes de la Policía Nacional.

En contraste a ello, la prestigiosa televisión estadounidense CNN ha conectado en directo en numerosas ocasiones con las calles de Barcelona, emitiendo unos planos aéreos que han ridiculizado lo que cuentan desde la televisión del régimen independentista: decenas de miles de personas forman una marea roja y gualda en las calles de la ciudad Condal. Un contraste que no ha pasado desapercibido y que comienza a ser muy comentado en las redes sociales. 

Un buen resumen gráfico de lo que ha ocurrido este domingo en Barcelona y del sentir de los manifestantes.

Los propios asistentes a la manifestación, que iban recibiendo noticias de la "no" cobertura y la manipulación de la televisión catalana, comenzaban a entonar gritos de "¿Dónde está TV3, dónde está TV3?".

La marcha

La marcha ha comenzado puntual a las 12.00 en la plaza Urquinaona y ha discurrido por la Via Laietana hacia la avenida Marquès de l'Argentera, ante las puertas del Parc de la Ciutadella, donde miles de personas se han concentrado con banderas españolas y carteles a favor de la unidad de España.

Durante la manifestación, miles de personas llegadas de toda España y líderes políticos del PP, Cs y el PSC, han caminado y han proferido proclamas en contra del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para quien han pedido cárcel en numerosas ocasiones, y a favor de una España unida.

La plataforma Societat Civil Catalana (SCC) ha cifrado en más de un millón las personas que se han manifestado esta mañana en Barcelona a favor de la unidad de España y en contra de la independencia de Cataluña.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona ha cifrado en 350.000 personas los asistentes a la manifestación de SCC, han informado fuentes municipales.

El vicepresidente de SCC Àlex Ramos, había cifrado al final del recorrido, desde el escenario, la asistencia en más de 930.000 personas, pero después ha dicho que la cifra definitiva que calculan ha acabado superando el millón.

Entre las figuras destacadas de la marcha, se ha podido ver la ministra de Sanidad, la catalana Dolors Montserrat; la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, y el presidente de la Cámara de España, Josep Lluís Bonet.

También han participado miembros del PP en toda España como el andaluz Javier Arenas y el castellanoleonés Pablo Casado, los líderes  de Cs, en el ámbito nacional Albert Rivera, y en Cataluña, Inés Arrimadas, y dirigentes del PSC como Salvador Illa y el secretario segundo de la Mesa del Parlament, David Pérez.

Vargas Llosa y Borrell

El escritor y Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa ha asegurado que la democracia española "está aquí para quedarse, y ninguna conjura independentista la destruirá".

En su discurso al acabar la manifestación ha advertido de que el nacionalismo "ha llenado la historia de Europa, del mundo y de España de guerra, sangre y cadáveres".

Por su parte, el expresidente del Parlamento Europeo Josep Borrell ha criticado a las empresas que anuncian su cambio de domicilio social fuera de Cataluña ahora que temen una declaración de independencia: "¿No lo podíais haber dicho antes?".

"Todo lo que dijísteis en privado ¿por qué no lo decíais en público?", les ha preguntado durante su discurso.

Para el también exministro socialista, "si lo hubiesen dicho, quizá no estaría pasando" lo que está pasando ahora en Cataluña, y ha constatado que los empresarios en general sólo han opinado abiertamente en privado durante el proceso soberanista.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia