10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sólo checos y malteses gastan menos en leer que los españoles

Polonia, Finlandia y Estonia dedican el doble de tiempo que España a leer. Una cifra alarmante que se completa con el gasto español en lectura, en el furgón de cola de Europa.

Se lee poco en España o, al menos, se gasta una cantidad ínfima en adquirir libros, periódicos o revistas, en comparación al menos con los países más desarrollados. Y es que nuestro país es el tercer país de la Unión Europea (UE), junto con Malta y República Checa, cuyos hogares menos gastan un libros, periódicos y papelería, según datos publicados por la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

En total, en 2016 los hogares de la UE gastaron más de 90.000 millones de euros -lo que supone el 1,1% de su gasto de consumo total- en libros, periódicos y artículos de papelería. Esto representa el 0,6% del PIB de la UE y alrededor de 200 euros por habitante.

Se gasta el doble en lecturas que en vacaciones, pero la mitad que en todo tipo de ocio

Mientras que esta cifra pone de relieve que los hogares gastan anualmente el doble en libros, periódicos y artículos de papelería de lo que gastan en vacaciones organizadas, por otro lado es menos de la mitad que el gasto destinado a servicios recreativos y culturales.

Según el Eurostat, el gasto en libros, periódicos y papelería está en declive. En 1995, el 1,8% del gasto total de consumo de los hogares de la UE se dedicó a estos artículos, si bien la participación ha estado disminuyendo constantemente desde entonces al 1,1% en 2016.

Los mejores y peores

En cuanto a la proporción del gasto de los hogares en libros, periódicos y papelería, los hogares de Eslovaquia fueron los que más dedicaron en este apartado, con un 2,1% del total de gasto. Les siguieron los hogares en Alemania (1,6%) y Polonia (1,4%). En el extremo opuesto de la escala, los gastos más bajos se registraron en Bulgaria y Grecia (ambos 0,6%), seguidos de la República Checa, España y Malta (todos 0,7%).

 

En el lado positivo, España supera a Francia o Bélgica en lectores satisfechos con su afición

 

Además, una encuesta realizada en 15 países de la UE entre 2008 y 2015 muestra que el tiempo promedio de lectura de libros varía de dos minutos por día en Francia y cinco minutos en Italia, Austria y Rumania a 10 o más minutos en Estonia (trece minutos), Finlandia y Polonia (ambos doce minutos) y Hungría (diez minutos). España se encuentra en la parte baja, con una cifra cercana a siete minutos.

Tiempo de lectura

En Finlandia, el 16,8% de la población encuestada habló de los libros de lectura como una de las actividades 'principales' en las que invirtió tiempo, seguida de Polonia (16,4%), Estonia (15%), Grecia y Luxemburgo (ambos, 11,9%).

En el extremo opuesto de la escala se situaron países como Francia (2,6%), Rumania (6,2%), Austria (7,2%) y Bélgica (7,9%) -España en mitad de la tabla con un porcentaje superior al 8%-.

Los que informaron que leían libros pasaron un tiempo promedio de lectura desde una hora por día en Francia a una hora y 37 minutos en Hungría. En todos los países, la proporción de lectores de libros es mayor entre las mujeres que entre los hombres. Sin embargo, los hombres que leen libros leen por períodos de tiempo más largos que las mujeres.

 

Comenta esta noticia
Update CMP