Llanos, presidente de Vox en Valencia: "nunca me he desecho de nadie"

José María Llanos aspira a ser reelegido presidente de Vox en la provincia de Valencia

José María Llanos aspira a ser reelegido presidente de Vox en la provincia de Valencia

El actual mandatario confía en ganar en la primera fase de recogida de avales sin alargar más el proceso y cree que si pasa la criba alguno de sus rivales se unirán todos contra él

José María Llanos, presidente de Vox en la provincia de Valencia, se presenta a la reelección al cargo y lo hace como máximo favorito frente a otros cuatro aspirantes que han anunciado su intención de optar: Juan Ponce de Lelis, Juan García Sentandreu , Vicente Montañez e Inma Capó. Llanos es consciente de esa condición, ya que, como señala, "me gustaría acabar todo con los avales para poder centrarme en la actividad parlamentaria", para sentenciar: "sé que vamos a ganar".

Esto significaría que el resto de competidores no habrían logrado alcanzar los 266 necesarios, es decir, el apoyo de un 10% del total de afiliados a quienes ha admitido en este proceso de avales la dirección nacional, aunque, como especifica Llanos, "nuestro censo real en la provincia es de 4.300 personas, y se ha incrementado en 600 militantes en este año. Lo que pasa es que hay gente que no ha pagado un mes, o se han producido errores bancarios. Sí que podrán votar a los candidatos que pasen a la segunda fase esos 4.300, pero solo permiten avalar a 2.660". El lunes próximo la dirección nacional de Vox dirá qué candidaturas han superado esa criba inicial y pueden participar en la campaña definitiva. La posibilidad telemática de avalar se cierra este sábado.

 

Llanos es el rival a batir por el resto, que le acusa de controlar el partido. "Yo lo que quiero controlar es la coherencia del partido. Vine a la política para crear corriente. Como profesor que soy, siempre quiero que mi alumno llegue más lejos que yo. Por ese motivo tengo claro que para crecer he de rodearme de un equipo que sea mejor que yo. No me sirve de nada buscar gente para mandar", explica en una reposada conversación con EsdiarioCV.

Respecto a las críticas de Juan Ponce, trasladadas en declaraciones a este mismo periódico., y sus afirmaciones sobre que fue él quien trajo a Llanos y este lo expulso, el actual presidente y aspirante a la reelección da una versión antagónica. "Sucedió lo contrario. El 17 de enero de 2014 se constituyó Vox, y yo me afilié el 9 de febrero. Después me llamó Cristina Seguí para las primeras elecciones internas, que tuvieron lugar en octubre. Yo iba de secretario en su lista, que ganó. Por tanto, fui el primer secretario del partido, y no Ponce", apunta.

 

Y prosigue afirmando que "Cristina se marchó a las dos semanas y me pidió Santiago Abascal que ocupara yo la presidencia. Entonces llamé a Ponce para que formara parte de mi equipo y que este fuera de integración. Yo incorporé a Ponce, y no al revés. En octubre de 2016 gané las elecciones frente a Luis Francisco de Pedro. En 2018 volví a ganar. Esta vez sin rival. Y en 2019 dimití para que se disolviera el comité ejecutivo".

Ante las críticas de expulsar a personas que no coinciden con sus postulados, como el propio Juan Ponce que dejó de ser secretario, Llanos asegura que "nunca me he desecho de nadie. La gente que se ha quedado por el camino es porque no ha trabajado. Quien de verdad quiere, vuelve. Se trata de tener aptitudes. Eso sí, todavía existen sitios que ocupar y hay personas que vienen con la intención de colocarse".

Sabe que, si él es quien más votos cosecha y alguno de sus contrincantes supera esa criba de 266 avales, "es probable que se junten todos contra mí, pero igual se perjudican entre ellos, porque posiblemente quien ha avalado a uno no votaría a otro, por mucho que le pidan que lo haga".

Uno de los secretos mejor guardados de los candidatos consiste en sus candidaturas. Evitan desvelarlas. En esta primera fase el voto es nominal. Sobre quién le acompañará, Llanos recalca que "serán las mismas personas que lo han hecho en el último año. Todos en el partido las conocen y han demostrado con creces su capacidad e ilusión".

Y respecto a su programa, apunta que "mi proyecto es el de siempre: defender Valencia frente al separatismo catalán, acabar con el adoctrinamiento en las aulas, recuperar la dignidad de las personas y traer antropología a la política, además de regenerar la vida social y política, ya que las crisis económicas derivan de crisis de valores. Cuando vamos a los pueblos y conversamos con la gente, hablamos claro. Somos la derecha social, que defiende unos mínimos de protección del Estado. También impulsamos la participación de la formación en la sociedad. En Vox Valencia somos pioneros en nuestro partido en actividades de ayuda a las personas más necesitadas. Hemos repartido, en este sentido, 100.000 mascarillas. O miles de kilos de patatas".

 

Comenta esta noticia
Update CMP