26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El fin del PSOE en Andalucía, el comienzo de la agitación barata en España

La izquierda quiere utilizar Andalucía, con un nuevo Gobierno modélico, como laboratorio de ensayo de la agitación callejera y la propaganda que intentará desplegar por toda España.

 

 

Cuando Rajoy fue desalojado de mala manera de la presidencia, con una moción de censura destructiva lanzada por un perdedor y apoyada interesadamente por los partidos que menos interés tienen en ayudar a España (lo cual jurídicamente contradice el espíritu y la letra de ese recurso constitucional), el PP abandonó el poder sin hacer ruido, sin alentar a sus seguidores y votantes y abriendo un debate interno para regenerar su liderazgo.

Vienen tiempos agitación, con Andalucía como epicentro a modo de ensayo de lo que cabe esperar del PSOE y sus socios

En contraste, Juanma Moreno va a convertirse en presidente de Andalucía con el Parlamento cercado por manifestantes instigados por Susana Díaz y Podemos, inductores de na falacia nauseabunda sobre el supuesto menor compromiso del PP -por pactar la investidura con Vox además de con Cs- con la violencia de género, una de las pocas materias objeto de un Pacto de Estado sellado por todos los partidos... bajo la presidencia de Rajoy.

La utilización política de causas tan nobles, que en el objetivo gozan de una necesaria unanimidad política y social aunque en las herramientas puede y debe discutirse qué se hace viendo su discutible eficacia y su evidente manipulación ideológica, se combina así con la presión callejera para hacer desde Andalucía lo que no se puede hacer en toda España.

El populismo en Moncloa

Instalados PSOE y Podemos en el Gobierno, su populismo carece de sentido ya, pero ha encontrado en Andalucía un escenario para resucitar, simulando de nuevo una feroz batalla contra la inexistente ultraderecha con dos objetivos: minar al nuevo Gobierno antes de que arranque siquiera y, de paso, estigmatizar en el conjunto del país los factibles -y deseables- acuerdos entre PP, Ciudadanos y Vox.

Preocupa la actitud de la izquierda, que desnaturaliza el sentido de la democracia y sugiere una apuesta por la búsqueda del poder a cualquier precio

Todo ello conforma una preocupante actitud de la izquierda, que desnaturaliza el sentido más elemental de la democracia y sugiere una apuesta por la búsqueda del poder a cualquier precio, por cualquier procedimiento y con todos los recursos a su alcance. Porque es inaudito que este PSOE se atreva a criminalizar el diálogo con nadie siendo deudor de Puigdemont, Otegi y Junqueras a la vez o que Podemos, partidario de "romper el régimen del 78", ose tildar de anticonstitucional a ningún partido caracterizado precisamente por lo contrario.

Vienen tiempos de demagogia, populismo y agitación callejera, con Andalucía como epicentro de toda la demagogia, a modo de ensayo de lo que cabe esperar del PSOE y sus socios en el conjunto de un país que necesita, en realidad, sosiego, sentido común y respeto a la inteligencia y los derechos de unos ciudadanos a los que ya no se engaña con tan barata propaganda.

Comenta esta noticia
Update CMP