23 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La Autoridad Fiscal denuncia que hay una brecha de 3.000 millones en las cuentas

La Airef deja por los suelos la previsión presupuestaria del proyecto del Gobierno y advierte que la deuda se disparará porque es "improbable" que se cumpla el 1,7% de déficit.

El presupuesto que ha preparado el Gobierno de Pedro Sánchez para este año es poco menos que un desastre en cuanto a sus previsiones de ingresos y gastos. Y tras las críticas del Banco de España, ahora lo aseveran también los propios 'fiscales' de los números del Estado.

En concreto, ha sido José Luis Escrivá, presidente de la Airef, la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que se ocupa de “constatar y comprobar que los Presupuestos están bien diseñados, que los ingresos son creíbles y los gastos están bien presupuestados”, quien ha cuestionado el proyecto de cuentas para el presente 2019.

 

Según ha declarado este viernes en la cadena COPE, en octubre, tras el Plan Presupuestario del Gobierno enviado a Bruselas, la Airef hizo una evaluación en la que estimó que “de la previsión del Gobierno, estábamos 1.500 millones por debajo de los 7000 que preveía de mayores ingresos”.

Ahora ha mantenido la evaluación de aquellos impuestos, pero ha añadido que los tributos no se van a poner en marcha el 1 de enero, sino que entrarían en vigor bastante avanzado el año, y siempre que resultaran aprobados los Presupuestos. Por lo tanto, “su recaudación se mermaría más, en otros 1500 millones”. “Al final hay una brecha de unos 3000 millones respecto a la previsión original del Gobierno”, ha explicado.

En lo que respecta al gasto público, Escrivá ha dicho que el déficit del 1,3 es “improbable” que se cumpla. “Le damos una probabilidad de 1 entre 5”, es decir, de un 20%. “Es realmente improbable que eso sea así”, por lo que el Gobierno tendrá que acudir a la deuda pública y endeudarse más.

En este sentido, ha señalado que “el nivel de deuda pública es muy elevado”, por lo que “somos muy vulnerables”. Pese a ello, no se ha mostrado seguro de que la desaceleración económica esté muy cerca, aunque ha recomendado “converger hacia el equilibrio presupuestario”.

Problema de gasto en pensiones

Con la obligación de emitir una opinión si hay déficit estructural en la Seguridad Social, la Airef ha constatado que este se sitúa en 1,5 puntos de “aquí a mediados de la próxima década. A partir de ahí, cuando los “baby boomer” empiecen a abandonar el mercado de trabajo, tendremos un problema adicional de gasto en pensiones” estimado en torno “a 2 y 4 veces más del déficit público” desde mediados de la década que viene hasta finales de la década de los 40.

 

Para solventar esta situación, Escrivá ha recomendado que “la Seguridad Social se libere de gastos no contributivos”, de modo que estos “pasen a ser asumidos por el Estado”. Ello combinado con políticas activas de empleo y con un incremento de la edad de jubilación efectivo a los 67 años. “Profundizar en las reformas que se hicieron en 2011 y hacerlas más extensivas” es, en definitiva, la receta de la Airef.

De momento, Escrivá ha dicho que el Ejecutivo aún no le ha contestado a sus recomendaciones, aunque está en plazo para ello. “El Gobierno nos dirá que tendrán que hacer una ejecución particularmente rigurosa”, ha adelantado.

 

Comenta esta noticia
Update CMP