21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La historia de siempre: Las manos, objeto de polémica en el inicio de LaLiga

Mateu Lazo

Mateu Lazo

Velasco Carballo, presidente del Comité de Árbitros, presentó la nueva normativa de cara al comienzo de la nueva temporada, que arranca mañana con el Eibar-Celta.

Es como la conjetura de Hodge: un problema al que todavía no se le ha encontrado solución. Las manos en nuestro fútbol seguirán dando que hablar en el comienzo de la temporada 2020/2021 de LaLiga Santander. 

Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros, presentó ayer las nuevas reglas que regirán esta campaña, que arranca mañana a las 16:00 con el Eibar-Celta. Entre ellas, no habrá amarilla para el portero si se adelante en el lanzamiento del primer penalti, sí habrá amarilla, en cambio, para los jugadores en caso de protesta masiva. "No podemos permitir esa clase de mobbing intentando conseguir que un árbitro cambie su decisión porque no va a ocurrir nunca", ha declarado Velasco Carballo.

Asimismo, volviendo a las penas máximas, no se repetirán en el caso de que el guardameta se adelante si "no toca el balón o no influye en el fallo del lanzador". 

La controversia ha llegado con la penalización de las manos. Por un lado, no hay necesidad de anular las jugadas que terminan en gol tras una mano accidental. Solo no contará el tanto si el delantero toma ventaja en el instante inmediatamente previo al remate. El propio término “mano accidental” ya deja lugar a la interpretación personal del colegiado. Esto es igual a polémica. 

Por otra parte, si el balón da en la axila o por encima de ella ya no será mano. Teniendo en cuenta que, por las dimensiones del esférico, un impacto en esa zona abarca parte del costado, pero también del brazo, echamos más leña al fuego. Lo de cómo penalizar estas acciones es la historia de nunca acabar, que también es cierto que hace del fútbol eso de lo que muchos no quieren desprenderse porque lo consideran parte de su ADN: la controversia y el debate, encendido o no. 

Comenta esta noticia