02 de diciembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La tronista superviviente se rompe con Corredera por su grave estado de salud

Carlota Corredera con Violeta Mangriñán.

Carlota Corredera con Violeta Mangriñán.

Es una vieja conocida de los realitys y programas del corazón de Telecinco y ahora ha querido hablar con más detalle de la complicada situación que atraviesa a nivel físico y psicológico.

Poco después de confesarlo públicamente, Violeta Mangriñán acudió este lunes a Sálvame para contar con detalle que padece un grave trastorno alimenticio: anorexia.

La extronista y exsuperviviente está pasando por uno de sus peores momentos, aunque ya ha contactado con profesionales para poder tratarse y superar la enfermedad. “Me obsesiona no engordar”, le admitió a Carlota Corredera.

El problema de Violeta apareció hace dos años y medio. “Cuando empecé en la tele es cuando cambié”, dijo, porque ella ha sido siempre muy delgada, pero cuando empezó en la televisión coincidió con que dejó de tomarse los anticonceptivos y engordó 7 kilos. Era la época en la que estaba en Mujeres y hombres y viceversa: “Estaba hinchada. Me vi tan mal que empecé a obsesionarme. Sigo igual a día de hoy”.

Violeta es influencer y el “95%” de sus ingresos proceden de las redes sociales, lo que implica que debe hacerse fotos a menudo, pero tiene que hacerse muchas fotos para encontrar alguna que la guste y en la que se vea bien, y muchas veces no lo consigue: “De 30 días que tiene el mes, hay cuatro en los que me veo bien, pero 26 me veo fatal. Está muy bien enseñar la ropita, los viajes,… pero también es importante que la gente sepa que tenemos problemas y días de mierda".

Al volver de publicidad, Violeta estaba llorando. La razón era que no sabía cómo hablar de su enfermedad y tenía miedo a explicarse mal. “No sé cómo hablar de esto”, le confesó a Corredera, que no dudó en animarla y comentarle que lo estaba haciendo bien y con la seriedad que el tema merecía.

Por ejemplo, uno de los problemas que tiene es que cuando un día no come como cree que debe, tiene consecuencias: “Cuando me como una pizza o algo menos sano de lo normal me castigo muchísimo. Al día siguiente lo paso fatal. A lo mejor me tiro tres días en los que me como un filete de pollo en todo el día o una pieza de fruta”.

Una de las personas que están ayudando a Violeta en esta difícil etapa de su vida es Marta López, la novia de Kiko Matamoros: “Yo tengo una familia maravillosa y un novio increíble, pero la gente que te quiere y que no sabe lo que es esto no te entiende. Solo una persona que lo ha pasado te puede entender”, explicó al respecto.

Comenta esta noticia
Update CMP