26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La siniestralidad vial se reducirá casi un tercio por el Coronavirus

Los fallecidos este año en España en carreteras convencionales se reducirán un 27% por la COVID-19. La ausencia de movimientos en Semana Santa y el puente de mayo resultan determinantes.

El número de personas que perderá este año la vida en las carreteras convencionales españolas será un 27% inferior al de 2019, debido al confinamiento que se aprobó el pasado 14 de marzo para frenar la expansión de la COVID-19 y que impidió a los conductores salir durante la Semana Santa y la festividad del Primero de Mayo.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio de la Fundación Línea Directa y Centro Zaragoza sobre "Carreteras convencionales: el agujero negro de la seguridad vial” elaborado con los datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) entre 2009 y 2018 y con las respuestas de más de 1.700 conductores.

De acuerdo con el informe, el número de fallecidos en 2020 en este tipo de vías sumará un total de casi 600 muertos frente a los 800 del año anterior. Las carreteras convencionales han sido el escenario de 7 de cada 10 fallecimientos en accidentes ocurridos en vías interurbanas, con un total de 10.500 muertos, multiplicando por 3 el número de fallecidos de las autopistas y autovías.

Cataluña a la cabeza

Por Comunidades Autónomas, en términos absolutos, Cataluña ocupa el primer puesto en cifra de fallecidos en carretera convencional (17%), seguida de Andalucía (13%). En contraposición, Euskadi (0,7%) y Cantabria (1%) son las regiones con menos muertes en sus carreteras secundarias.

Si se analizan por kilómetros de vía, Cataluña (0,48) y la Comunidad de Madrid (0,45), son las regiones con más accidentes por kilómetro, muy por encima de la media nacional, que está en el 0,23. En el lado opuesto se encuentran Castilla-La Mancha (0,03), Navarra, Extremadura y Aragón (0,06).

El 80% de los conductores españoles asegura haber incumplido alguna vez las normas de tráfico en las carreteras secundarias, siendo la infracción más frecuente el exceso de velocidad, en el 72% de los casos. Esto se debió a que seis de cada diez encuestados asegura desconocer los límites de velocidad de las carreteras secundarias, lo que extrapolado a los datos totales supondría que 15 millones de conductores los desconocen.

En rueda de prensa, el director general de la Fundación Línea Directa, Francisco Valencia, ha recordado que el límite está establecido en 90 kilómetros por hora para cualquier vehículo, salvo que se indique lo contrario.

Comenta esta noticia