20 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Reaparecen los chanchullos de Villarejo para borrar la sonrisa a Dolores Delgado

El comisario Villarejo regresa a los juzgados... en el peor momento para una de sus "conocidas".

El comisario Villarejo regresa a los juzgados... en el peor momento para una de sus "conocidas".

El caso del comisario corrupto, tan bien relacionado con la próxima fiscal general, regresa a la primera línea con tres citas clave en el Juzgado que le acorrala.

El fantasma Villarejo amenaza con perseguir a Dolores Delgado en su nueva etapa, tras su insólito ascenso a la Fiscalía General de Estado.

Las cloacas de Interior, esas que tanto ha combatido el flamante vicepresidente Iglesias, siguen generando actividad en los juzgados y aireando los chanchullos del excomisario que tan buenas migas hizo en su día con la exministra, hoy en boca de todos.

Y es que, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, ha acordado citar a declarar al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo y a su hijo, José Manuel Villarejo Gil, por la grabación subrepticia del vídeo sexual de un juez en 2006 que una década después, vendió a unos clientes que querían extorsionarle.

Este asunto se sigue en la pieza separada número 6 de la macrocausa Tándem, denominada Pintor, y versa sobre el encargo que recibió Villarejo en 2017 del empresario Juan Muñoz y su hermano, quienes en un litigio querían forzar a la parte contraria a firmar un acuerdo. Para ello, habrían tramado extorsionar al abogado, el entonces ya ex juez Francisco Javier de Urquía, utilizando aquel vídeo sexual obtenido una década antes.

La citación se produce después de un informe policial sumado a la causa según el cual, el hijo de Villarejo colocó personalmente las cámaras que grabaron al juez en la vivienda de un tercero en 2006, como parte de la encerrona que su padre habría tramado con Monzer Al Kassar, condenado a 30 años por tráfico de armas, y que en aquella época quería apartar a Urquía de una causa que seguía como instructor en Marbella.

 Pero las andanzas de Villarejo no se quedan ahí ya que, en las horas en que se conocía el aterrizaje de Dolores Delgado al frente del Ministerio Público, el propio Manuel García Castellón, citó por fin a declarar a los tres jefes de la Policía Agustín Linares Molina, Pedro Díaz-Pintado y Eugenio Pino, quienes respaldaron al comisario jubilado y en prisión provisional José Manuel Villarejo afirmando que contaba con autorización para compaginar su función pública con encargos privados.

Los tres fueron convocados para el mes de noviembre, pero por razones de agenda la citación se suspendió. Según han confirmado en fuentes jurídicas, Agustín Linares y Pedro Díaz Pintado están llamados como testigos los días 20 y 23 de enero, respectivamente; mientras Pino, que ya está imputado en la causa, ha sido convocado el día 23 como investigado.

Así que el compañero de almuerzos -grabaciones incluidas- de Dolores Delgado sigue dirimiendo sus andanzas sin escrupulos en los tribunales.

Comenta esta noticia
Update CMP