20 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Errejón moviliza a los suyos en la batalla de Carmena e Iglesias

Arde Podemos Madrid, pero los verdaderos generales de esta batalla están "escondidos" en sus cuarteles. La guerra silenciosa entre Errejón e Iglesias solo acaba de empezar.

 

 
 
 

 

A nadie se le oculta que las relaciones entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón ya no son las mismas desde hace mucho tiempo. La vida, y la política, distanció a los Zipi y Zape más revoltosos de la política española y nunca nada ha vuelto a ser igual.

La cercanía de Errejón a la díscola Carolina Bescansa, su intento de copar puestos en la dirección y sus divergencias de fondo al respecto de Cataluña, por ejemplo, hizo que se rompiera el "amor", aunque el miedo recíproco a una ruptura más estruendosa les hizo llegar al acuerdo de desplazar a Íñigo a la Comunidad de Madrid.

Carmena ha resucitado la batalla entre Iglesias y Errejón, el pulso futuro por el control de Podemos

¿Y a qué viene este recordatorio? Pues a que desde esa atalaya madrileña, lejos de calmarse las aguas, se han vuelto a agitar por mor de Manuela Carmena y su decisión de presentarse bajo un partido nuevo y propio que la libere de las ataduras e imposiciones de Podemos y de otros pequeños partidos que tantos problemas le han dado, con concejales energúmenos y sectarios hasta cotas inalcanzables para el común de los mortales.

 

 

La historia es la siguiente: si Carmena logra un buen resultado y Errejón otro -gobernar la Comunidad junto al PSOE de Gabilondo- y, a la vez, Iglesias se da un resbalón en las Generales como pronostican todas las encuestas; ¿alguien discutirá la legitimidad de plantear un recambio en la dirección nacional de Podemos?

Los dos gallos

La política madrileña es, pues, el escenario de una batalla de momento incruenta entre las dos facciones de Podemos que no han desaparecido y simplemente aplazan un nuevo pulso, tras el inicial en el que Errejón fue arrasado por su hermano.

 

De momento, ya se han movilizado los diputados autonómicos afines a Íñigo en defensa de Rita Maestre y los cuatro concejales de Carmena suspendidos de militancia por un iracundo Pablo Echenique. No es casual ni obedece a una decisión individual. Unos y otros emiten los mensajes y toman las decisiones que, desde sus cuarteles generales, indican los dos gallos del corral. Habrá más.

Comenta esta noticia
Update CMP